Paros los días 4, 9 y 11

El conflicto laboral en Artium amenaza con terminar en huelga en septiembre

La parte sindical y la diputada de Cultura, Ana del Val, se reúnen hoy tras la primera protesta de los trabajadores

31.07.2020 | 00:20
Medio centenar de personas se concentraron ayer en el exterior del museo. Foto: Jorge Muñoz

Vitoria – Alrededor de 50 personas, entre trabajadores y también caras bien conocidas del sector cultural alavés, se dieron cita ayer por la mañana en el exterior de Artium para protagonizar la primera concentración convocada para protestar por las condiciones que establece el nuevo concurso que el museo ha puesto en marcha en torno a la prestación del servicio de atención al público. Con gritos de Despidorik, ez y Tú decides recortes y despidos, se quiso visualizar un conflicto que se va a intentar socializar en agosto para, en septiembre, hacer dos llamamientos a la huelga si no media una solución antes.

Según comunicó el sindicato ELA –en la concentración también se vieron banderas de CNT-, a no ser que se pueda alcanzar un acuerdo, que pasa de manera fundamental por la garantía del trabajo tanto para fijos como para eventuales, se hará un llamamiento a la huelga para los días 4, 9 y 11 de septiembre. Pasados esos tres momentos, se procedería a convocar una huelga indefinida desde el 15 del mismo mes.

De todas formas, a la espera de ver cómo evoluciona la situación, el sindicato ELA también anunció que hoy tiene previsto mantener una reunión para tratar esta cuestión con la diputada de Cultura, Ana del Val, quien es, además, vicepresidenta del Patronato y presidenta del Comité Ejecutivo de la Fundación Artium.

Como publicó este periódico ayer, el conflicto laboral nace a partir de la publicación de las bases para licitar un nuevo concurso sobre el servicio de auxiliares de atención al público. Según la parte sindical, la licitación contempla una reducción del presupuesto del 20% con respecto al concurso anterior, celebrado en 2018, lo que se va a traducir en desaparición de puestos de trabajo y en más carga de trabajo para el personal, aspectos que el museo negó el pasado miércoles a través de una nota de prensa.