Futuro

Garino, Dragic y Shields, sometidos al tanteo

La medida únicamente tiene validez dentro del ámbito de la ACB

09.07.2020 | 00:55
Garino es uno de los tres baskonistas sujetos al tanteo. Foto: I. Foronda

Vitoria – La irrupción del coronavirus ha provocado que todos los calendarios deportivos se hayan visto alterados en los últimos meses. El baloncesto evidentemente no es una excepción y como consecuencia la temporada finalizó más tarde de lo que estaba inicialmente previsto. Un retraso que, como si de una cascada de piezas de dominó se tratara, ha llevado a que también se demoren capítulos extradeportivos que forman parte igualmente de las competiciones. Es el caso del anuncio de los jugadores que acaban contrato sujetos al derecho de tanteo por sus respectivos clubes. Una publicación que finalmente tuvo lugar ayer poniendo en marcha el mecanismo que terminará por resolver el futuro de los afectados en un plazo máximo de algo menos de tres semanas. Por lo que respecta al Kirolbet Baskonia, son tres los nombres incluidos en esta lista. Se trata en concreto de Patricio Garino, Zoran Dragic y Shavon Shields.

Esta medida supone que los tres cuentan ya con una oferta en firme de renovación por parte de la entidad de Zurbano que les asegura, como mínimo, mantener las condiciones de las que han disfrutado este curso. A partir de ahí, disponen de trece días (hasta las 23.59 horas del 20 de julio) para presentar en la ACB una propuesta superior de otro club de la Liga. Ese documento se le trasladaría al Baskonia, que contaría con cinco días naturales para igualar las condiciones. Si lo hace o no hubiese ninguna oferta, el jugador debería seguir en Vitoria o buscar un destino fuera de la Liga Endesa. Si por el contrario el Kirolbet no igualase la propuesta, el afectado pasaría a ser automáticamente jugador del otro equipo.

Los tres integrantes del Baskonia sometidos al tanteo presentan un perfil muy diferente. Shields tiene su futuro prácticamente cerrado con el Armani Milán, por lo que se trata de una decisión de futuro, contemplando una posible vuelta del americano a la ACB dentro de unos años. En el caso de Dragic, hay un firme deseo del club de renovarlo y esta fórmula pone sobre la mesa una propuesta inicial sobre la que poder negociar y entorpece el interés de otros posibles interesados en hacerse con el esloveno.

Garino, por último, también es objeto de deseo azulgrana pero su continuidad ahora mismo se antoja harto complicada. Sometiéndolo al derecho de tanteo la entidad de Zurbano, al menos, trata de cubrirse las espaldas y explora la posibilidad de obtener una compensación si el argentino acaba recalando en otro conjunto de la Liga. Porque uno de los matices importantes de esta normativa es que únicamente tiene valor dentro del ámbito doméstico, lo que implica que los afectados pueden fichar libremente y sin ninguna restricción por cualquier equipo que compita en otra liga al margen de la ACB.

Granger no En una temporada en la que hasta siete integrantes de la plantilla baskonista concluía su vinculación con la entidad de Zurbano, solo han sido finalmente tres los jugadores sometidos al derecho de tanteo. En este grupo no está, por ejemplo, Jayson Granger. Una decisión que tiene su explicación en la obligatoriedad de tener que presentar una oferta en firme con, como mínimo, las condiciones de este curso para poder incluirlo en el derecho de tanteo. Como consecuencia, el uruguayo tiene libertad absoluta para buscar nuevo destino.