Alerta desde ADEADA

Denuncian la existencia de una treintena de talleres ilegales en Álava

Desde la Asociación de Empresarios de Automoción de Álava denuncian: "Muchos de estos talleres no los tenemos localizados, porque trabajan a portón cerrado y muchos operan de noche"

16.08.2021 | 00:39
Paco Salgado, de talleres M.M.I. Foto: Jorge Muñoz

La conducción está en constante cambio con el objetivo de poder adaptarse a las nuevas legislaciones que entran en vigor y hacer que esta actividad –tan necesaria tanto para el día a día como para disfrutar del ocio– pueda llegar a ser lo más segura posible, sin poner en riesgo la vida de nadie en carretera.

Para alcanzar esa tan ansiada seguridad, la Dirección General de Tráfico y las instituciones, así como las autoescuelas y asociaciones de automoción, lanzan periódicamente distintas recomendaciones de mantenimiento del vehículo, pero también dan cuenta de las nuevas normativas –como la que entró en vigor el pasado 1 de julio y regula los servicios de auxilio en vía pública–; también de la actitud que hay que tener en carretera, especialmente en esta época del año, en la que se hacen viajes más largos y hay que tener, si cabe, aún más cuidado.

En estas fechas, y antes de hacer un trayecto de estas características, es recomendable acudir al taller para evitar sustos, sobre todo ahora que –con el confinamiento y todo lo que ha conllevado– muchos coches han permanecido largo tiempo parados. Algo que para su buen funcionamiento puede llegar a ser peligroso.

Por esa misma razón, desde Adeada (Asociación de Empresarios de Automoción de Álava) llevan ya varios meses recomendando hacer estas visitas al taller. Pero, eso sí, a talleres autorizados, porque alertan desde esta agrupación de la proliferación, también en este territorio, de talleres ilegales.

En Adeada estiman, en conversaciones con DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA, que en nuestro territorio puede haber alrededor de una treintena de estos talleres, de los que tratan de prevenir a la ciudadanía. Eso sí, ya adelantan que "no crecen más en verano; permanecen durante todo el año. Desde Adeada denunciamos en cuanto tenemos constancia de su existencia", reiteran.

Y es que es algo que llevan largo tiempo denunciando. Sin ir más lejos, con motivo del 40 aniversario de la asociación hace escasamente un par de meses, publicaron una revista en la que podía encontrarse un artículo que hablaba, precisamente, de los talleres ilegales, un problema que –reconocen– no se da solo en el territorio alavés, sino a nivel nacional. En ese sentido, recuerdan que su presencia supone "un importante riesgo para la seguridad vial", ya que "se trata de talleres que incumplen muchas normativas".

Según informa la asociación, algunos de los mecánicos que trabajan en ellos "no tienen ni la formación", además de que no dan facturas. "Muchos de estos talleres no los tenemos localizados, porque trabajan a portón cerrado, en sitios recónditos de polígonos, y muchos operan de noche".

La asociación asegura que estos talleres incumplen incluso la legislación de residuos. "Los talleres legales contribuyen a la sostenibilidad del medio ambiente y cuentan con un gestor de residuos autorizado, pero los ilegales escapan al control adecuado de los residuos y no contribuyen al sostenimiento medioambiental que perseguimos todos", defendían en el artículo.

Por eso, desde la asociación piden que se persigan más, que haya una mayor vigilancia y seguimiento de las denuncias, aunque también lanzan su mensaje a la ciudadanía, "que seamos los propios ciudadanos los que, cuando no veamos una placa identificativa de un taller, no entremos ahí". Paco Salgado, de Talleres M.M.I., es miembro de Adeada, y coincide con esta percepción sobre la existencia de estos talleres. Asegura, en ese sentido, que "en Vitoria es una exageración lo de los talleres ilegales".

Operaciones de auxilio En otro orden de cosas, Salgado también ha hablado con este diario sobre el decreto que entró en vigor el 1 de julio y por el que se regulan los servicios de auxilio en la vía pública. Entre otras cuestiones, este decreto establece que, como norma general, no se realizará ninguna operación que tenga por objeto la reparación del vehículo en la propia vía, salvo que tal actuación requiera menos tiempo que la retirada del vehículo de la vía, o que sea imprescindible para efectuar la retirada del vehículo inmovilizado.

Esa excepción, la de que la actuación requiera menos tiempo que la retirada del vehículo de la vía, ya explicó a este diario Juan Carrero, miembro de la junta directiva de esta asociación, que podía suponer una puerta abierta. Y con ello coincide Paco, que asegura que "hay mucha competencia desleal, porque el trabajador de la grúa puede hacer un trabajo de reparación en carretera alegando que va a ser menos tiempo que el traslado y te quita el cliente a ti". En ese sentido, afirma que "tendría que estar totalmente prohibido que la grúa reparara nada, que se limitara a llevar el coche donde el cliente les pide".

Además, especialmente en estas fechas de operaciones salida y retorno, sigue viéndose en las carreteras alavesas a conductores realizando dichas reparaciones. Ante esto, Salgado opina que "inconscientes ha habido toda la vida. Todo lo que hagas en carretera es un riesgo, porque estamos tratando ahora con las V-16 que no tengas que salir del coche para poner los triángulos por riesgo de atropello, pues ¿cómo te vas a poner a reparar el coche en la vía?". En ese sentido, reconoce que este decreto está "muy bien".

Esta normativa a él, afirma, le beneficia "en parte", porque con ella no van a tener que salir a carretera como tenían que hacer hasta ahora con ciertos vehículos. "Nosotros llevamos mantenimiento de vehículos industriales, y si se avería un camión grande y es una avería que puedo solucionar en ruta en media hora, hacer un rescate industrial de un tráiler puede suponer una hora u hora y media de trabajo obstaculizando la vía...", señala. Sin embargo, valora positivamente que con este decreto se reducirán los riesgos, una prioridad en carretera.

Real Decreto

Reparaciones. El 1 de julio de este año entró en vigor el real decreto 159/2021, del 16 de marzo, por el que se regulan los servicios de auxilio en las vías públicas. Como ya adelantara este diario, el decreto establece, entre otras cuestiones, que como norma general, y sin perjuicio del cumplimiento de las condiciones técnicas establecidas en la normativa sectorial sobre talleres de reparación de vehículos automóviles, no se realizará ninguna operación que tenga por objeto la reparación del vehículo en la propia vía, salvo que tal actuación requiera menos tiempo que la retirada del vehículo de la vía, o que sea imprescindible para efectuar la retirada del vehículo inmovilizado.

Auxilio. Asimismo, queda prohibido realizar operaciones de auxilio de cualquier tipo que supongan realizar actos en el lado inmediatamente contiguo al flujo del tráfico.

Procedimiento. El departamento de Tráfico del Gobierno Vasco también resumió para este diario este nuevo decreto, en el que se establece que, si por causa de accidente o avería el vehículo o su carga obstaculizasen la calzada, los conductores, tras señalizar convenientemente el vehículo o el obstáculo creado, adoptarán las medidas necesarias para que sea retirado en el menor tiempo posible, deberán sacarlo de la calzada y situarlo cumpliendo las normas de estacionamiento siempre que sea factible.

Continuar la marcha. Por su parte, los vehículos que habiendo sufrido un accidente o avería puedan continuar su marcha, lo harán de forma inmediata, asegurándose de circular con seguridad. Si precisaran de un servicio de auxilio, deberán abandonar lo antes posible los carriles de circulación y dirigirse hacia la primera salida disponible utilizando para ello el arcén derecho. Si ello no fuera posible, deberán detenerse en el arcén derecho de la vía o en el lugar donde cause menor obstáculo a la circulación.

Abandonar vehículo. En el caso de accidente o avería, como norma general, si el vehículo está inmovilizado sin posibilidad de reemprender la marcha, los ocupantes deberán abandonar el vehículo, siempre que exista un lugar seguro fuera de la plataforma de circulación y, en todo caso, deberán salir del vehículo por el lado contrario al flujo de tráfico sin transitar o permanecer en los carriles y arcenes que conforman dicha plataforma.

Parte. Además, el decreto establece también que se prohibe a los usuarios de las vías cuyo vehículo haya sufrido un accidente cumplimentar el parte de accidente en la plataforma de circulación. Este proceso se llevará a cabo en un lugar seguro fuera de la vía.

noticias de noticiasdealava