Pandemia

La Diputación alavesa prevé vacunar a 100 trabajadores de los servicios sociales cada día

Las dosis, de Astra-Zeneca, se administrarán solo al personal de centros de día de menos de 55 años

23.02.2021 | 12:23
Vacunación en la residencia Lakua
Desde este miércoles la Diputación vacunará al personal de centros de día de discapacidad, menores, enfermedad mental y personas mayores a un ritmo de cien dosis diarias, hasta inmunizar a unas 1.500 personas.
Solo los menores de 55 años recibirán la vacuna, pues se trata de la fórmula de Astra-Zeneca, desaconsejada para personas mayores de esta edad.
 
La vacunación en estos espacios comenzó el pasado viernes a mediodía y se espera que su ritmo de administración aumente, ya que el lunes llegó a Álava el segundo lote de dosis.
 
Por otro lado, el diputado general, Ramiro González, ha anunciado en la mañana de este martes que en las residencias forales hay 18 personas infectadas por el coronavirus, frente a las 22 de la semana pasada.  Ningún usuario de estos recursos ha fallecido en los últimos días, 28 trabajadores permanecen de baja por estar contagiados o ser contactos directos de algún positivo, y 11 personas se han recuperado, con lo que son ya 311 los que han superado la enfermedad desde el inicio de la segunda ola.
 
Con estos datos sobre la mesa, las tres diputaciones y el Gobierno Vasco trabajan en el rediseño de los protocolos de visitas en las residencias, que en Álava se permiten desde junio, al igual que los paseos en el exterior en municipios con menos de 500 casos por 100.000 habitantes en 14 días.
 

Iñaki Artaza, director de Innovación en Políticas Sociales

Además, González anunció el nombramiento del gerontólogo Iñaki Artaza como responsable de la nueva Dirección de Innovación, Sistemas de Gestión y Evaluación del Departamento de Políticas Sociales.
 
El diputado general explicó que Artaza cuenta con "una dilatada trayectoria profesional en servicios públicos y privados", y recordó que la nueva dirección, un proyecto de legislatura retrasado por la pandemia, pretende "dar un paso al frente para facilitar que las personas, cuando se hacen mayores, permanezcan el mayor tiempo posible en su casa en las mejores condiciones; y si van a un recurso residencial, tengan una atención como si estuvieran en su propia casa".