Seguridad ciudadana

Arranca de un mordisco una falange a una chica en Vitoria

La Policía Local arresta a dos jóvenes por los hechos, a los que también acusa de robo con violencia

01.02.2021 | 16:03
Motocicleta de la Policía Local de Gasteiz.

La Policía Local detuvo el sábado a un joven de 23 años y a una menor de 17 como presuntos autores de sendos delitos de lesiones graves, robo con violencia y atentado a agentes.

Los hechos sucedieron sobre las tres y media de la madrugada, cuando una llamada al 092 alertó de una agresión a una mujer en la calle Pablo Picasso. Una patrulla encontró a la víctima con el rostro ensangrentado. También le faltaba la falange de un dedo debido a un mordisco. La víctima explicó que había sido agredida por un varón y por otra mujer a los que conocía y que vivían en un domicilio próximo al lugar.

Cuando los policías consiguieron acceder a la vivienda de estas personas, el varón les recibió a patadas y la mujer arremetió contra uno de ellos, por lo que fueron detenidos. En el interior del piso encontraron un móvil propiedad de la mujer agredida.

El hombre, que el domingo pasó a disposición judicial, también está siendo investigado por lesiones en el ámbito de la violencia de género a raíz de las declaraciones de testigos de los hechos.


Otros tres detenidos

Agentes de la Policía Local detuvieron el viernes a tres hombres de 48, 26 y 38 años por distintos delitos. El primero de ellos fue detenido en el exterior de un bar de la calle Serafín de Ajuria que estaba sirviendo bebidas alcohólicas en vasos de plástico. Esta persona se negó en repetidas ocasiones a identificarse y cuando iba a ser detenida, por desobediencia grave, se resistió y arremetió contra los agentes.

Horas más tarde fue detenido otro hombre de 26 años. Los hechos se produjeron sobre las 18.30 horas cuando una patrulla fue requerida por la Central de Coordinación para que se personara en un establecimiento comercial del barrio de Lakua donde tenían retenidos a tres varones implicados en la sustracción de varios artículos. Uno de ellos había utilizado una mochila termo para esconder los productos y evitar que saltaran las alarmas.


Se echa sobre dos vehículos

Cuando los agentes realizaban las correspondientes gestiones para averiguar dónde habían cometido los hurtos, el hombre se dirigió a un carril de circulación y abalanzó contra dos vehículos que tuvieron que frenar bruscamente, poniendo en peligro su integridad y la de los conductores. Cuando trataban de retirarlo de la vía, mostró resistencia por lo que finalmente fue detenido.

Media hora más tarde, la Policía Local detuvo a un hombre de 38 años que estaba causando problemas en un establecimiento comercial de la avenida de Olarizu. Cuando lo acompañaban al exterior, el varón mostró resistencia y desobedeció las órdenes, por lo que procedieron a su arresto.