Los sanitarios recibirán la vacuna de Moderna, más eficaz en menores de 65

Euskadi recibió ayer un primer lote de 1.400 dosis de las 24.900 asignadas

14.01.2021 | 00:47
El primer lote de las vacunas de Pfizer llegó a Euskadi a finales de diciembre. Foto: Irekia

bilbao – La consejera Gotzone Sagardui admitió ayer en la Comisión de Salud que la situación de la pandemia en Euskadi es "preocupante y la evolución es mala en el conjunto del territorio". "Sigue la misma tendencia que en otras comunidades y países", aclaró. Con la esperanza de mitigar un virus que no da tregua, en su comparecencia en sede parlamentaria, Sagardui anunció la llegada (ayer por la tarde) de 1.400 dosis de la vacuna de Moderna, que serán administradas a los profesionales sanitarios vascos porque su efectividad es menor en mayores de 65 años. La recepción de estas vacunas se suman a las de la farmacéutica Pfizer que se administran desde el pasado día 27.

Estas nuevas vacunas vienen en cajas de diez viales y cada una permite la obtención de diez dosis. Para la inmunización se precisa de dos inyectables que hay que suministrar con una cadencia de 28 días. Sagardui avanzó que Osakidetza tiene intención de continuar con la misma estrategia seguida hasta ahora "administrar la mitad para garantizar la segunda dosis, en tanto en cuanto no recibamos el siguiente lote". La previsión es que la entrega se efectúe cada dos semanas hasta llegar a las 24.900 dosis, la proporción que corresponde a Euskadi y que se almacenan en el Hospital de Cruces.

Esta vacuna –a diferencia de la de Pfizer–, además de requerir menos frío, (ya que se conserva entre -20 y -28 grados), es más sensible a su transporte. Dadas las características del nuevo fármaco –especialmente eficaz para personas de menos de 65 años– no será administrada a los más mayores, el colectivo con el que se ha iniciado la vacunación de Pfizer, sino a los profesionales del Servicio Vasco de Salud. Se calcula que unos 40.000 sanitarios serán inoculados en breve con estos inyectables, en primer lugar el personal que ocupa la primera línea covid. La consejera no quiso aventurar cuándo se iniciará esta fase y aseguró que "tan pronto como se confirme la recepción y el número exacto de las mismas, se llamará a los sanitarios".

más de 15.000 Hasta el pasado lunes día 11, Osakidetza había puesto ya la mitad de las dosis recibidas, más de 15.000, y ha intensificado la vacunación de las primeras dosis en los geriátricos tanto de residentes como de trabajadores. De hecho, más de la mitad de los 310 residencias vascas están vacunadas y se han puesto inyecciones el fin de semana. "Hemos previsto administrar la mitad de las dosis para generar una reserva estratégica para que haya vacunas para poner a los 21 días. Por eso, el próximo día 20 empezaremos a administrar la segunda dosis, y a partir de ahí, se inyectarán tantas vacunas como se reciban". "Hay que garantizar que los dos procesos de vacunación se completen. Una primera administración sin garantía de la segunda, no completa la inmunización", expresó.

La consejera explicó asimismo que la Agencia Española del Medicamento ha autorizado seis dosis por cada vial de la vacuna de Pfizer cuando antes permitía cinco, lo que requiere actualizar los protocolos. "Para extraer seis, en lugar de cinco, hay que ajustar las dosis, e incluso modificar las agujas", destacó. Sobre los medios disponibles para la inmunización masiva, Sagardui precisó que "se cuenta con profesionales de Osakidetza expertos en la administración de estos medicamentos y hoy son ya más de 200 aunque el número varía en función de lo que se requiere".

Cuestionada sobre la situación en las UCI, Sagardui consideró que hay margen de actuación. "Nos gustaría que fuera mejor. Es una situación sostenida. Estamos en un escenario 3 dentro de los cinco previstos en el plan de contingencia, pero no es este el mayor momento de tensionamiento", comentó.

Por su parte, la directora de Osakidetza, Rosa Pérez indicó que hay ingresados en planta un total de 421 pacientes por covid, lo que representa el 9,7% del total de enfermos en los hospitales vascos. En las UCI hay 78 enfermos, un 33,9% de los ingresos, de los que 54 son covid positivo y el resto ya ha negativizado la enfermedad tras dos pruebas en las que no hay presencia de coronavirus pero se siguen contabilizando en el total de ingresos. Pérez añadió que en la actualidad hay abiertas 312 camas de críticos y están ocupadas un total de 230, el 73,7%, por lo que existe "mucho margen de actuación".

Finalmente, respecto al número de pruebas covid realizadas, Sagardui aclaró que "quizá en los días festivos baje algo pero estamos realizando las pruebas diagnósticas habituales. Estos días hemos estado haciendo 10.000 pruebas, y ayer superamos las 14.000", resaltó.

"Hay que garantizar las dos vacunas. La primera, sin garantía de la segunda dosis no completa el proceso de inmunización"

"Nos gustaría que las UCI estuviesen mejor pero este no es el momento de mayor tensión"

gotzone sagardui

Consejera de Salud