La reforma del PTP de Rioja Alavesa está en fase de avance

Colectivos e instituciones aportan sus propuestas sobre bodegas, turismo y urbanismo

13.01.2021 | 00:37

laguardia – Con el reinicio de las actividades cotidianas, tras el paréntesis navideño, uno de los temas importantes de la agenda de trabajo de las instituciones es ir cubriendo las fases establecidas para poner el día el plan territorial parcial (PTP) de Rioja Alavesa, tarea en la que llevan trabajando el Gobierno Vasco y la Diputación de Álava en los últimos meses.

El PTP de Rioja Alavesa fue aprobado en 2004, aunque posteriormente, en el año 2010, fue modificado para actualizar la regulación de las construcciones agrícolas y bodegas. Sin embargo, la normativa necesitaba actualizarse y por ello, como anunció el diputado de Medio Ambiente y Urbanismo, Josean Galera, al inicio de ese proceso, "en la actualización y revisión que llevará a cabo la Diputación, tendremos en cuenta los nuevos retos y necesidades de la última década".

Así, el PTP incorporará criterios para la implantación de bodegas en suelo no urbanizable y también para la mejora de las bodegas ya existentes. Se tendrá en cuenta la necesidad de usos complementarios, para regular la actividad y las construcciones con el objetivo de integrar la producción, el paisaje y la ocupación del suelo. Todo ello manteniendo la singularidad y características tradicionales de la comarca.

Además, se incorporarán las condiciones de conservación del paisaje en la ordenación territorial. Con el mismo objetivo se plasmarán las condiciones necesarias para abordar el cambio climático y minimizar los principales impactos en el medio natural, la salud, el sector agrario o los riesgos de inundaciones, entre otros.

Finalmente, el PTP de Rioja Alavesa revisará las infraestructuras y equipamientos públicos y analizará la movilidad del territorio para implantar estrategias equilibradas. Además, el plan se adaptará a las nuevas directrices de ordenación del territorio para adecuarse a la nueva cuantificación residencial, que reduce el número de viviendas residenciales en una apuesta por la rehabilitación de las viviendas antiguas y en contra de la excesiva artificialización del suelo. Para llevar a cabo un desarrollo consensuado con todas las partes interesadas, el PTP cuenta con un plan de participación diseñado por la Diputación.

El análisis en detalle de los últimos veinte años refleja el incremento en producción del resto de la denominación Rioja frente a la situación prácticamente estable de Rioja Alavesa. Su tejido productivo comarcal tiene un 40% de su viñedo con más de 30 años, frente a un 19% en el resto de la denominación y su producción de uva en Rioja Alavesa está atomizada, con una explotación media próxima a los 100.000 kilos. La alta especialización vitícola de Rioja Alavesa le impide crecer en superficie vitícola y Rioja Alavesa solo puede apostar por crecer en valor.

La cuestión es que la comarca no es un ente homogéneo, sino que coexisten diferentes realidades vitivinícolas, retos y necesidades: menos de veinte bodegas –básicamente el grupo Rioja– comercializan el 75% del volumen y más de 200 bodegas venden el 25% restante.

Otro reto analizado es el turismo. Según el documento, Rioja Alavesa es uno de los destinos, junto a las capitales vascas, más conocidos y demandados de Euskadi en la actualidad.

detalles

Plan territorial parcial. El PTP de Rioja Alavesa fue aprobado en 2004, aunque posteriormente, en 2010, fue modificado para actualizar la regulación de las construcciones agrícolas y bodegas.

Actualización. En su actualización, incorporará criterios para la implantación de bodegas en suelo no urbanizable y también para la mejora de las que ya existen. También se tendrá en cuenta la necesidad de usos complementarios.

Aportaciones. Colectivos e instituciones aportan sus propuestas sobre bodegas, turismo, urbanismo, medio ambiente y otros aspectos para poder contar con un documento de trabajo en el mes de abril.