Tras más de 2 años de obras

Concluye la reforma de la N-240, uno de los tramos más peligrosos del territorio

Con una inversión de 9,2 millones de euros, la Diputación alavesa ha eliminado cambios de rasante y curvas peligrosas

27.12.2020 | 00:12
Tramo recién reformado de la N-240 entre Legutio y la muga con Bizkaia

Vitoria – Tras dos años de obras y gracias a una inversión de casi 10 millones de euros, uno de los puntos negros más conflictivos de la red de carreteras de Álava ha desaparecido. El Departamento de Infraestructuras Viarias y Movilidad de la Diputación ha finalizado las obras de reforma de la N-240 entre los puntos kilométricos 16,7 y 19,9, que coinciden con la salida de Legutio hacia Bilbao después de cruzar el puente de Santa Engracia y el cruce de Ollerías.

El nuevo recorrido está en servicio desde hace varias semanas y ahora ya han concluido también los trabajos menores y remates que habían quedado pendientes.

"Con la reforma de la N-240 damos cumplimiento a nuestro compromiso de dar solución a una carretera que presentaba importantes problemas de seguridad vial, que explican su inclusión de forma regular durante los últimos años entre los tramos de concentración de accidentes de la Red Foral de Carreteras", señala al respecto la diputada de Infraestructuras Viarias y Movilidad, la socialista Blanca De la Peña.

En el proyecto de acondicionamiento y mejora de la carretera N-240 se ha aprovechado el anterior trazado para minimizar la ocupación de terrenos, a excepción del primer kilómetro, donde era imprescindible eliminar las curvas peligrosas existentes después del puente de Santa Engracia. También se han eliminado los cambios de rasante que existían en este tramo para garantizar una buena visibilidad y minimizar el riesgo de accidentes.

"Esta intervención pone fin así a las curvas peligrosas, los cambios de rasante, los cruces peligrosos como el de Elosu y los accesos desordenados presentes en un tramo de algo más de tres kilómetros. Quienes viven en la zona de Legutio y utilizan habitualmente esta vía dispone ya desde hace varias semanas de una carretera más cómoda y, sobre todo, más segura", afirma al respecto De la Peña.

Esta modificación ha posibilitado además alejar la carretera de las zonas medio ambientalmente sensibles, como el LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) de los embalses del sistema del Zadorra, un espacio protegido de la Red Natural 2000.

Además, se ha construido un nuevo enlace en la intersección con Elosu para garantizar la seguridad de los conductores en todos los movimientos de giro y han sido ordenados con criterios de seguridad los accesos a las distintas parcelas y fincas. Antes de las obras el acceso a Elosu se realizaba a través de un cruce peligroso.

El proyecto ha mejorado también la intersección entre la N-240 y la A-3608, justo al final del tramo de intervención, para dotarla de carriles de aceleración, deceleración y giros a la izquierda. La A-3608 es una vía que conecta la N-240 y la N-622 a través de localidades como Gopegi, Etxaguen o Murua.

Restauración ambiental El acondicionamiento de la N-240 incorpora además un proyecto de restauración ambiental e integración paisajística en un entorno de especial atractivo natural, en los márgenes del Parque Natural de Gorbeia. Los tramos de la antigua N-240 ahora en desuso se han integrado en el entorno mediante la retirada del firme y su sustitución por tierra vegetal, siembras e hidrosiembras.

La nueva carretera mejora además la permeabilidad ecológica, es decir, el movimiento de animales entre los dos márgenes de la vía mediante la habilitación de diferentes pasos de fauna en las áreas más sensibles. También se han renovado los pasos de agua y puentes para ampliar su capacidad hidráulica.

De cara al próximo ejercicio, la diputada de Infraestructuras Viarias y Movilidad explica que se acometerán "nuevas inversiones para modernizar y dotar de más seguridad a la Red Foral de Carreteras y, al mismo tiempo, contribuir a reactivar la economía y sostener el empleo de Álava". En ese sentido, se destinarán casi 11 millones de euros a la mejora de la A-625, cerca de 1 millón de euros a la A-126 en Bernedo y la A-3112 en Egileta, y se mejorarán también las travesías de Moreda de Álava y Miñano Menor.