Jornada de movilizaciones

Los trabajadores de las residencias privadas alavesas convocan el Preco para el día 19

Recuerdan que si no hay patronal, no van a poder negociar un convenio provincial que mejore sus condiciones

11.11.2020 | 16:07
Concentración de los trabajadores de las residencias privadas en la plaza de la Provincia.

VITORIA - Los trabajadores de las residencias privadas de Araba han solicitado esta mañana "respeto para los mayores y para los propios empleados". Al grito de "Erresidentziak Borrokan", ha comenzado la primera de las dos movilizaciones de la jornada, que ha reunido a decenas de personas en la plaza de la Provincia –a las 18.00 horas llevarán a cabo una manifestación que partirá desde la Virgen Blanca y finalizará en el mismo lugar –.

Maider López, responsable del sector del sindicato ELA, ha explicado esta mañana, al terminar la reunión que han mantenido representantes de los trabajadores con el diputado foral de Políticas Sociales, Emilio Sola, y con Patxi Antón (el director gerente del organismo autónomo del Instituto Foral de Bienestar Social) que "a falta de confirmación oficial", las trabajadoras tienen previsto reunirse el próximo 19 de noviembre tanto con las empresas como con la Diputación en el seno del Preco, el órgano de resolución de conflictos laborales.

Y es que llevan más de un año de movilizaciones para lograr un convenio provincial que equipare sus sueldos y jornadas a los que hay en Bizkaia y Gipuzkoa, donde se trabaja 200 horas menos que en el territorio alavés y cobran un sueldo de unos 500 euros más.

El diputado foral ha anunciado, por su parte, que reiterará su emplazamiento a las empresas privadas del sector de las residencias para personas mayores en el territorio para que se asocien, a fin de que negocien con la parte social las condiciones de elaboración del primer convenio colectivo territorial.

Él ha calificado el ambiente del encuentro de "cordial", y ha incidido en su intención de instar a las empresas del sector "a que se constituyan en una o varias asociaciones" a la mayor brevedad posible, para configurarse como un interlocutor con capacidad de negociar con la parte social.

"No es la primera vez que lo hacemos", ha recordado el diputado, que ha anunciado que dará cuenta a la parte sindical del avance de estas gestiones y ha trasladado a las centrales sindicales su compromiso "firme" para seguir acercando posturas entre las dos partes, "con el convencimiento de que, de esta negociación, debe salir un acuerdo en el que estén reflejados unos salarios dignos para las trabajadoras y trabajadores del sector".


LA PATRONAL

En respuesta, López ha recordado que desde el 7 de octubre no han recibido respuesta por parte de las empresas, y la patronal sigue sin formarse. "Si no hay patronal, no vamos a poder negociar un convenio provincial en el que se mejoren las condiciones de las trabajadoras, que siguen en precariedad", recuerda, al tiempo que afirma que "nosotras lo que decimos es que la responsabilidad también recae en Diputación desde el momento en que si no hay dinero, las residencias tampoco pueden mejorar las condiciones de las trabajadoras".

Asimismo, ella destaca que nunca han obtenido respuesta por parte de las empresas, solo por parte de la Diputación, que les ha trasladado que hay varias residencias, las más grandes (Caser, Sanitas e Igurko), que sí estarían dispuestas a juntarse, "pero hay otras muchas que no, que son pequeñas y no lo contemplan porque verían peligrar su negocio".

Por eso, espera que se abra un camino con las grandes, que "si es verdad el ímpetu que tienen en juntarse, veremos si realmente gracias a ese ímpetu arrastran a otras residencias a negociar". Si no se resuelve la situación, la responsable del sector del sindicato ELA ya adelanta que barajan otras opciones, pero "parar no vamos a parar. Necesitamos que se vea que es un problema de la sociedad".