Lakua confía en que el cierre de la hostelería repercuta en la evolución de la pandemia

Garitano subraya que si se da un descenso en la curva de la evolución de la pandemia no será exclusivamente por esta medida, sino por la conjunción con otras de "importancia vital" como el uso de la mascarilla

09.11.2020 | 18:23
Un bar de Vitoria cerrado

VITORIA - Tras el reciente cierre de toda la hostelería, el Gobierno Vasco confía en que esta decisión tenga una repercusión "importante" en la evolución de la pandemia de la covid en Euskadi, unos resultados que, esperan, puedan empezar a verse dentro de unos diez días, de la mano de otras decisiones como la obligatoriedad del uso de la mascarilla.

El coordinador del Programa de Vigilancia y control del Departamento de Salud del Gobierno Vasco, Ignacio Garitano, ha comparecido ante los medios de comunicación para hacer un balance de la situación de la pandemia en Euskadi, donde hay una tasa de incidencia acumulada en catorce días de 810,7 casos por 100.000 habitantes, cuando hace una semana estaba por debajo de 694.

Se ha referido a las nuevas medidas decretadas por el Gobierno Vasco para intentar frenar la propagación de la pandemia y, en especial, al cierre de la hostelería, y ha asegurado las repercusiones de esta no es algo que se vaya a poder analizar de manera aislada.

Tras reconocer que esperan que el cierre de bares y restaurantes tenga un "peso importante" en la disminución de los contagios, Garitano ha subrayado que si se da un descenso en la curva de la evolución de la pandemia no será exclusivamente por esta medida sino por la conjunción con otras de "importancia vital" como el uso de la mascarilla, el mantenimiento de la distancia de seguridad y el lavado de manos, por ejemplo.

Garitano se ha referido también al anuncio de la Pfizer y BioNTech de que su vacuna tiene una efectividad del 90 % y, tras considerar que esta es una noticia "muy prometedora", ha destacado que ese es un buen porcentaje para que una vacuna "pueda tener impacto" real.

Sobre la situación hospitalaria de Euskadi, Garitano ha explicado que los 130 pacientes ingresados en camas ucis suponen el 46 % del total de las camas de intensivos ocupadas en este momento, en el que hay 280 abiertas.

Ha reconocido que con estas cifras Euskadi se está acercando al tercer escenario de los cinco que tiene previstos en cuanto a disposición de camas ucis, y ha mostrado su esperanza en estabilizar la situación porque ya se sabe que el número de ocupación no va a bajar en pocos días.

Garitano ha destacado que el sistema sanitario vasco "no está sobrepasado" en el momento actual y que en función de la evolución de la pandemia Osakidetza adecuará su estructura en cada momento. Sí ha reconocido que en algún hospital se ha reprogramado alguna intervención quirúrgica prevista para asegurar la disponibilidad de camas.

Ha recordado que Euskadi participará en la cuarta ronda del estudio de seroprevalencia, con unos 4.900 análisis en los mismos hogares de la anterior tanda, con el objetivo de saber cuántas personas tienen anticuerpos y la evolución de los mismos.

Por último, ha facilitado los datos de los últimos cribados hechos para la detección precoz de positivos y ha dicho que en el de Hernani se han detectado 51 positivos, en el de Santurtzi 43 y en Basauri 22.