Gipuzkoa sigue siendo el territorio más afectado

El endurecimiento de las restricciones coincide con un nuevo récord de casos

Euskadi registra 1.207 nuevos positivos, la cifra más alta en toda la pandemia, y la tasa acumulada sube a 452,51

24.10.2020 | 01:19
Una familia pasea por el centro de Vitoria-Gasteiz. Foto: Iñigo Foronda

gasteiz – El cierre adelantado de la hostelería o la reducción en el número de personas que pueden asistir a reuniones y espectáculos son algunas de las medidas generales que desde ayer tratan de detener el aumento diario en la cifra de contagios, que volvió a alcanzar un máximo histórico, con 1.207 nuevos casos positivos en covid-19, 174 más que en la jornada anterior.

La preocupación de las autoridades sanitarias y de las instituciones vascas por la subida que desde hace días se registra en el número de contagios, en la tasa de positividad en relación con el total de pruebas realizadas –que está en el 8,5%–, y, sobre todo, en la incidencia acumulada de casos en catorce días por cada 100.000 habitantes –situada ya en 452,51– , se ha traducido en la aplicación desde ayer de nuevas medidas de restricción de horarios, actividades y aforos para toda la comunidad autónoma. Además, el Gobierno Vasco considera necesario establecer limitaciones horarias y de movilidad más estrictas en las localidades de más de 5.000 habitantes con tasas de incidencia por encima de los 500 casos por cada 100.000 habitantes.

nivel rojo Un listado de municipios al que ayer se sumaron Ortuella, Arrasate y Bergara y que ya suma 28 localidades. Entre las medidas específicas para estos lugares en nivel rojo figura la recomendación de no salir ni entrar del municipio. Además, los establecimientos hosteleros deben cerrar a las 21.00 y no pueden reabrir antes de las 6.00 de la madrugada. Está prohibido el consumo en barra y el empleo de mascarillas será obligatorio para todos los trabajadores y clientes, salvo en el momento específico de la ingesta de alimentos y bebidas. Se espera que con la puesta en marcha de estas medidas y recomendaciones, las cifras de contagios en Euskadi empiecen a descender en los próximos días, ya que con bares y restaurantes cerrados durante más horas, los aforos reducidos a la mitad, instalaciones públicas cerradas y muchas actividades suspendidas o prohibidas, las circunstancias en las que se produce la transmisión comunitaria del SARS-Cov2 disminuyen drásticamente. Por eso desde el Departamento de Salud se insiste en la importancia de cumplir las medidas que entraron ayer en vigor, tanto si se trata de obligaciones como de recomendaciones.

Según los datos de evolución de la pandemia difundidos ayer por el Departamento de Salud, el jueves subió la tasa acumulada de casos positivos en catorce días a 452,51, por encima de los 418,28 del día precedente. Gipuzkoa, el territorio más afectado, superó la barrera de los 600 y se encuentra en 626,33, cuando el jueves estaba en 576,9. En Bizkaia esta tasa es de 370,21 superior a los 338,54 de la jornada anterior, mientras en Araba también pasó de 311,62 a 319,54.

El mayor número de nuevos contagios se registró en Bizkaia con 561, 138 más que el miércoles. En Gipuzkoa se detectaron 545 –42 más– y en Donostia, con 109 nuevos casos, la tasa de incidencia por 100.000 habitantes se situó ligeramente por debajo de esa línea roja de 500, concretamente en 476,74. Araba es actualmente el territorio histórico en mejor situación y el jueves, con 87 nuevos casos, se anotó una cifra inferior a la víspera. En el conjunto de Euskadi, en las 14.144 pruebas PCR realizadas se hallaron 1.207 positivos, 174 más que los detectados el miércoles, cuando se superó por primera vez la cifra de mil casos diarios. La tasa de positividad subió del 7,7% al 8,5%, un porcentaje que no se alcanzaba desde mediados de agosto, durante el pico de la segunda ola pandémica.

También se incrementó la presión hospitalaria. Los pacientes ingresados son ya 408, siete más que el día anterior después de que a el jueves se registraran 57 nuevos ingresos en planta. El número de enfermos en UCI es de 69, siete más.

En el ámbito educativo, el número de aulas clausuradas por casos de infección de coronavirus ha descendido más de un 10% esta semana lectiva, ya que el lunes había 115 afectadas y ayer eran 103. Hasta ayer a mediodía había 75 centros afectados por algún caso positivo frente a los 83 del lunes, sin que ningún centro tuviera que suspender totalmente su actividad. Al concluir esta semana escolar tan solo el 0,59% de las 17.554 aulas que hay en Euskadi, desde los 2 años hasta la educación no universitaria post obligatoria, se han visto afectadas por la covid, frente al 0,66% del lunes.

En Bizkaia tres usuarios de residencias del territorio fallecieron en los dos últimos días por covid-19 y también aumentó el número de residentes contagiados, que ha pasado de 53 a 75. Según informó Diputación, del martes al jueves fallecieron tres residentes, por lo que son 79 los ancianos muertos en estos centros durante la segunda ola. En Gipuzkoa el fallecimiento de un residente en el centro Mizpirualde, de Bergara, eleva a 34 las víctimas mortales por covid-19 en la red de residencias del territorio en la segunda ola de la pandemia. En Araba no hubo casos.

La radiografía

8,5%

Tasa de positivos. Euskadi registra un nuevo récord de contagios con 1.207 casos y la tasa de positividad se ha disparado al 8,5%, porcentaje que no se alcanzaba desde finales de agosto.

452,51

tasa 100.000 habitantes. La incidencia acumulada en 14 días por cada 100.000 habitantes se sitúa en 452,51, con lo que Euskadi alcanza nivel naranja al situarse entre 300 y 499.

22%

ocupación de las UCI. El jueves ingresaron 57 personas en planta y el total de personas que permanecen hospitalizadas asciende a 339. En las UCI hay 69 pacientes con covid-19.