Vitoria habilita un alojamiento estable para personas sin techo

Situado en el edificio Villa Suso, dispone de diez plazas, que se suman a las de Aterpe y CMAS

15.10.2020 | 01:04
Lugar donde duerme una persona sin techo. Foto: Alex Larretxi

Vitoria – A medida que se acerca el mal tiempo y se desploman los termómetros en Vitoria, las personas sin techo buscan un lugar bajo el que cobijarse. El Ayuntamiento presta este servicio mediante el dispositivo de alojamiento invernal (DAI) que les proporciona alojamiento. Sin embargo, el gabinete Urtaran se ha dado cuenta de que el perfil del usuario ha dejado de ser el de una persona nómada que demanda este servicio de forma esporádica a requerirlo de manera estable. Por eso, de cara a la temporada invernal ha reestructurado sus plazas de albergue.

Así, ha habilitado un centro nocturno estable con diez plazas para personas sin hogar en Casa Abierta, servicio situado en una de las plantas del edificio Villa Suso. Además de estas diez plazas, la ciudad oferta otras cinco en el Aterpe (otra planta del mismo inmueble) y diez en el CMAS, ubicado en la Avenida del Mediterráneo. Así lo explicó ayer el concejal de Políticas Sociales, Jon Armentia, en respuesta a una pregunta de Elkarrrekin.

Armentia considera que estas plazas "serán suficientes para cubrir las necesidades durante la temporada 2020-2021". Recuerda el Ayuntamiento que en la temporada 2019-2020, la media de usos del DAI se situó en 15,85 plazas.

Sin embargo, este año, con los recursos de alojamiento habilitados en la gestión de la pandemia, la presencia de personas en calle ha disminuido considerablemente. De hecho, los últimos datos facilitados por el equipo Hurbil, que hace seguimiento continuado de estas personas, indican que se encontraron 15 personas en calle, ya que otras se encuentran actualmente en programas de acogida que cubren el alojamiento, como por ejemplo, Lehen urratsak.

En definitiva, que "el volumen de personas susceptibles de utilizar el dispositivo de alojamiento invernal es inferior al de temporadas anteriores", indica el concejal.

El dispositivo de alojamiento invernal es un programa de atención estacional a personas en situación de exclusión residencial que permanecen en el municipio durante el periodo de adversidad climatológica. Es, por lo tanto, temporal, y está ligado a las orientaciones de prevención de riesgos que se derivan del servicio vasco de meteorología y de los planes municipales ante nevadas, vientos y temperaturas muy bajas.

En los últimos años, el DAI se ha prestado en el centro municipal de acogida social (CMAS), con 20 plazas. Sin embargo, las medidas de seguridad e higiene que exige la pandemia no permiten seguir haciéndolo.

Además, el perfil de los usuarios ha variado. Así, la temporada 2019-2020, una de cada cinco personas permaneció en el dispositivo de forma continuada más de un mes y tres de ellas durmieron en el recurso durante un trimestre. "Entendiendo que para algunas de las personas que habitualmente usaban el DAI, el recurso más idóneo sea probablemente el de centro de noche, pensamos que esta oferta de diez plazas de centro de noche en este momento va a permitir canalizar mejor algunas de las necesidades", considera Armentia. Ambas razones (pandemia y demanda de los usuarios) han llevado al Ayuntamiento a reestructurar el servicio.

datos

15,85

plazas

Media de usos del dispositivo de atención invernal (DAI).

 

 

15

personas en la calle

Según los últimos datos del equipo Hurbil, encargado del seguimiento.

 

 

3

meses de estancia

Una de cada cinco personas pernoctó más de un mes y tres de ellas durmieron durante un trimestre.