Historias de nuestras fiestas: Elciego

El Barrihuelo pide paciencia

08.09.2020 | 00:32
El Barrihuelo pide paciencia

Vecinos y veraneantes no disfrutarán este año de las fiestas de la Virgen de la Plaza en Elciego, pero auguran que al año que viene serán el doble de buenas. Será cuestión de esperar y confiar en la providencia.

El pasado domingo los vecinos de Elciego echaron de menos el acto, siempre colorido y popular, del pregón, al que cada año acude un personaje bien conocido como son los casos, el año pasado, de Gorka Ortiz de Urbina, el Celedón; o el anterior, el cantante Serafín Zubiri, y así un largo etcétera desde que en 1988 se instituyese ese acto, estrenando el puesto Javier Cameno, periodista y animador cultural.

Junto a ello, esa es una jornada para mostrar el cariño a la patrona, la Virgen de la Plaza. Y esto se materializa en la entrega de ramos de flores. Esto no se podrá hacer, pero quien desee entregar flores como ofrenda a la Virgen podrá hacerlo previamente de manera individual en la iglesia parroquial de San Andrés, hasta última hora de la tarde de hoy martes, al finalizar la Novena.

Pese a que este año 2020 no toca celebrar las fiestas en Honor a la Virgen de la Plaza sí que se mantiene la faceta mas solidaria recogiendo de manera individual y sin aglomeraciones alimentos no perecederos como se viene haciendo los últimos años.

Pero este año, como se repite de pueblo en pueblo "no toca", no hay fiestas a causa de la pandemia, pero siempre resulta consolador recordar cómo fueron las anteriores para aumentar las ganas de que llegue 2021, con una situación ya normalizada.

Y entre los recuerdos está, como es natural, el momento del txupinazo, el esperado instante en el que Barrihuelo sale desde la ventana de la ermita de la Virgen de la Plaza, que es la patrona, para recorrer la plaza abarrotada de gente de todas las edades dispuestas a disfrutar, y llegar, rociando vino a quienes se encuentran abajo, hasta el balcón de la casa consistorial donde, de repente, se convierte en un Barrihuelo de carne y hueso.

Es el personaje más querido y esperado y por esa razón, porque todo el mundo sabe que su doble es de carne y hueso, el Ayuntamiento de Elciego tuvo el año pasado la idea de homenajear a quienes durante los últimos 50 años han dado vida al popular muñeco de fiestas. Cuatro personas pudieron recoger, junto a sus familias, un ramo de flores y el agradecimiento de sus convecinos. Para otros hubo recuerdos y admiración por haber representado a este personaje.

También van a lamentar la suspensión de las fiestas los txikis nacidos en el último año y sus padres y abuelos. No les faltará el pañuelo de fiestas de Elciego, porque al año que viene, el alcalde, Luis Aldazábal colocará el doble de este emblema festivo a los nacidos éste y el próximo año.

También faltarán, ya que llevan dos años acudiendo a estas fiestas, la Colla Castellera Capgrossos de Mataró, sus monumentales torres humanas cautivaron a los vecinos y cada una de sus actuaciones fueron seguidas por verdaderas multitudes.

Pero la fiesta dura tres días más. Una de las jornadas tiene como protagonistas especiales a los niños, la otra a la juventud y la última a los mayores. Para todos ellos, a lo largo de estas jornadas hay degustaciones, juegos, campeonatos, partidos de pelota, verbenas y pasacalles.

Elciego

Historia de nuestras fiestas