El covid continúa con su expansión en Álava

El territorio registra 61 nuevos positivos, 23 más que en la jornada previa, mientras los casos caen en Bizkaia y Gipuzkoa. El lehendakari llama a la "responsabilidad" ante la "gravedad" de la situación

09.08.2020 | 00:30
Álava registra 61 nuevos positivos este sábado, 23 más que en la jornada previa

Vitoria – De las 5.685 pruebas PCR que se practicaron este pasado viernes en Euskadi para detectar la presencia del coronavirus, 390 fueron positivas, 38 menos que en la jornada anterior, de acuerdo a los datos que facilitó ayer el Departamento vasco de Salud. Se trata de la segunda cifra más alta de esta semana, si se tiene en cuenta que el jueves se confirmaron 428 casos, el miércoles 338, el martes 241 y el lunes 161. Por territorios, las cifras de contagios únicamente subieron en Álava, a tenor de los 61 positivos (+23) confirmados por esos test, ya que aunque Bizkaia sigue teniendo los datos más altos, al menos éstos han bajado algo, al pasar de 311 a 268, es decir, 43 menos en un día. Lo mismo pasó con los 57 de Gipuzkoa, lo que supone 17 menos respecto al último boletín. Además, hubo otras cuatro personas contagiadas con residencia fuera de Euskadi.

En cuanto a la activación del plan de vigilancia, el viernes se realizaron 683 PCR en el centro cultural Okendo dentro del cribado relacionado con el bar Ramuntxo Berri de Donostia, y se detectaron tres casos positivos fruto de este cribado. En el día de ayer estaban citadas otras 603 personas que estuvieron en este bar entre el 26 de julio y el 3 de agosto.

Además, durante la pasada jornada comenzaron en el ambulatorio de Galdakao el cribado relacionado con el bar Muguru. Para esa jornada estaban citadas 420 personas que estuvieron en el citado local entre el 27 de julio y el 4 de agosto.

En cuanto a la información relativa a hospitalizaciones y a casos por municipios, así como el índice R0, ésta se actualizará mañana.

"Ocupados y preocupados" El propio lehendakari, Iñigo Urkullu, hizo ayer un llamamiento a la "responsabilidad y corresponsabilidad" de la ciudadanía desde sus redes sociales, a través de una carta titulada Ocupados y preocupados por la incidencia de la covid-19. "¿Qué nos está sucediendo para, tras los continuos mensajes graves por parte de la consejera de Salud y toda la información que a diario podemos ofrecer públicamente de la gravedad de la situación y lo que se refleja también en nuestro próximo y lejano, sigamos asistiendo –ridiculizando incluso todo ello en redes sociales– a la práctica de hábitos y comportamientos como si no hubiera existido el período del 13 de marzo y anterior al 18 de junio?", cuestiona Urkullu.

Una situación en la que"se corre el riesgo de volver a sufrir y a soportar situaciones anteriores al 18 de junio", cuando el País Vasco salió del estado de alarma y entró en la "nueva normalidad". Es por ello que el Gobierno Vasco seguirá trabajando desde la comisión de seguimiento y analizando, "en su caso", la propuesta de nuevas medidas coordinadas que profundicen en nuestros hábitos individuales y colectivos específicos con el fin de evitar la propagación del coronavirus.

El lehendakari advierte al respecto de que existe una percepción generalizada de que "el riesgo de la pandemia no va con nosotros y, además, creemos, en último extremo, que con someternos a las pruebas PCR ¡ya está!", pero "a 31 de julio, según las estadísticas oficiales en el Estado, Euskadi es con 175,90 la comunidad con la tasa de PCR por 1000 habitantes más elevada". Y eso que "hemos sufrido consecuencias dramáticas", como la situación en el ámbito asistencial (hospitales, residencias, domicilios,€) "y terribles consecuencias en pérdidas de vidas humanas que en muchos casos lo han sido en soledad y sin acompañamiento posible en el duelo por parte de familiares y allegados".

Asimismo, Urkullu recuerda las decisiones "difíciles" adoptadas en relación al ocio nocturno "y sabemos las consecuencias de lo para muchos establecimientos hosteleros. Pero la realidad es la que es y no es solo en Euskadi ni en el estado español". Y destaca los pasos dados hasta ahora en la compra de material o en la capacidad asistencial, como el acuerdo de que Osakidetza pueda operar como central de compras para las instituciones vascas, entre otros, "con el objetivo de prevención y capacidad de actuación en aquello que es competencia de la Administración Pública". Pero no basta solo con eso y, por ello, pide la colaboración ciudadana, ya que "hemos de hacer todo lo posible por no volver a ello. Responsabilidad y corresponsabilidad". En este sentido, insiste en extremar la "higiene personal, el distanciamiento interpersonal y social, aforos y zonificación de espacios o el uso de la mascarilla".

Problemas con la cita previa. Ayer comenzaron a hacerse PCR a los clientes del restaurante Xixilu, de la plaza Amárica, quienes sí que necesitaban ir con cita previa para poder hacérselas en el HUA, y a los de la discoteca Kilimanjaro, de Domingo Beltrán, quienes podían ir sin ella al centro de salud del Casco Viejo. Si bien, hasta este ambulatorio también se acercaron clientes del Xixilu, ya que el teléfono para así hacerlo comunicaba. "Llevo exactamente 1 hora y 40 minutos esperando al teléfono para una cita para mi madre de 76 años que estuvo en el Xixilu", lamentaba la impulsora del Itinerario Muralístico de Vitoria-Gasteiz (IMVG), Verónica Werckmeister, a través de una red social. A todos los que allí se presentaron se las hicieron, ya que el horario se amplió hasta las 20.00 horas. Pese a ello, solo un par del clientes de la discoteca Kilimanjaro se hicieron los test, por lo que se pide la colaboración de estas personas.

cribado en la capital alavesa

Xixilu y kilimanjaro