Revisar el presupuesto 2020

Vitoria ha adoptado decisiones valoradas en 80 millones ante el covid-19

Entre las medidas destaca la ampliación hasta septiembre de los periodos de pago de varios impuestos, como el IBI, las basuras y de vehículos.

23.04.2020 | 16:09
Personal de limpieza desinfecta la plaza de la Virgen Blanca durante el estado de alarma

Vitoria. El Ayuntamiento de Vitoria ha tomado en las últimas semanas decisiones con una repercusión económica superior a los 80 millones de euros para hacer frente a la pandemia del coronavirus, entre las que destaca la ampliación hasta septiembre de los periodos de pago de varios impuestos, como el IBI, las basuras y de vehículos.

Así lo ha indicado el concejal de Hacienda, Iñaki Gurtubai, en una nota de prensa en la que también ha adelantado que será necesaria una "completa revisión" del presupuesto de 2020, algo que ya ha comenzado a hacerse con medidas de control de gasto para aplanar la curva del déficit, pero no se van a "reducir las partidas que afectan a la salud pública, ni a políticas sociales, ni en materia de empleo, comercio y promoción económica".

El edil de Hacienda ha asegurado que el contexto apunta a una "importante reducción de los ingresos municipales" este año. De hecho la Diputación alavesa ya ha adelantado que la aportación que realiza vía Fofel a las cuentas municipales sufrirá una caída superior al 15 %. Igualmente, una primera estimación sobre la pérdida de ingresos propios, en función de la duración de las medidas restrictivas, sitúa esta cifra en torno a los 10 millones de euros.

Gurtubai ha emplazado a todos los grupos políticos a participar en los acuerdos necesarios para reconfigurar el presupuesto.

El concejal de Hacienda ha explicado que durante estas semanas las medidas fiscales han sido una de las principales herramientas del equipo de gobierno para las mitigar las consecuencias de la actual crisis en las familias y en las empresas locales.

Para ello, se han ampliado hasta septiembre los periodos de pago del impuesto de bienes inmuebles, el de vehículos, la tasa de basuras y las tasas de veladores, vertidos industriales, conservación de cementerios, vados y concesiones.

"Estos aplazamientos suponen una inyección de liquidez a la economía de las familias vitorianas de aproximadamente 70 millones de euros", ha dicho. Junto a los cambios en el calendario de pago de tributos, se ha suspendido el cobro de la tasa de veladores hasta que la hostelería recupere la normalidad. Tampoco contará el Ayuntamiento con los ingresos derivados de la OTA.

El consistorio ha agilizado "al máximo" de pago a proveedores lo que ha permitido abonar a finales de marzo un total de 11.539.152 euros a empresas y autónomos. Hacienda ha facilitado también las gestiones para adelantar el pago de ayudas económicas a personas y familias por 866.921 euros.

Conceptos como la devolución de parte de los abonos de la red de teatros (124.412 euros), el no cobro de cuotas de las Escuelas Infantiles Municipales durante el estado de alarma y la reducción del 40 % de las cuotas del Conservatorio de Danza Jose Uruñuela también han tenido incidencia en este balance económico.

Gurtubai ha asegurado que la "buena gestión económica de años anteriores ha sido fundamental" para que "todo esto sea posible". Así ha indicado que la liquidación del Presupuesto de 2019 se saldó con un ahorro neto de 12,7 millones de euros. Esta cantidad, sumada a otras variables, "ha permitido incorporar al actual Presupuesto remanentes de tesorería por importe de 34.718.742 euros", ha precisado.

Por otro lado ha señalado que el Ayuntamiento ha gastado 390.000 euros en la adquisición de materiales de protección frente al COVID-19 y refuerzos de personal sociosanitario en lo que va de crisis.