44 aniversario de la masacre

Vitoria mantiene vivo el recuerdo del 3 de marzo

La iglesia de San Francisco de Asís de Zaramaga aglutina el homenaje a los cinco trabajadores asesinados en 1976

04.03.2020 | 02:17
Nerea Martínez (i), sobrina de uno de los trabajadores asesinados.

VITORIA – Las calles de la capital alavesa volvieron a abarrotarse en recuerdo y homenaje a los cinco trabajadores que perdieron la vida por los disparos indiscriminados de la Policía Armada el 3 de marzo de 1976. Fiel a su cita, la soleada jornada de ayer martes fue el envoltorio a la sucesión de actos programados durante todo el día junto a la iglesia de San Francisco de Asís, en Zaramaga, escenario de la barbarie hace 44 años. Los momentos más intensos llegaron en horario vespertino, a partir de las 18.30 horas en el interior del antiguo templo, con la actuación del coro A Tempo y la interpretación de los conocidos temas Txoria txori y Lau teilatu. La emoción de los presentes subió varios grados con los acordes de Martxoak 3, la cantata compuesta por Juanjo Uranga, meses después del asesinato de Pedro María Martínez Ocio, Francisco Aznar Clemente, Romualdo Barroso Chaparro, José Castillo y Bienvenido Pereda en el cruento desalojo del recinto para disolver una asamblea de trabajadores. A las 19.00 horas arrancó la multitudinaria manifestación desde el exterior de San Francisco de Asís para tomar las calles más céntricas de Gasteiz e ir sumando integrantes hasta el punto final en la Virgen Blanca. "Otro año más, y ya van 44, aquellos motivos de 1976 siguen más vivos que nunca y seguimos reivindicando justicia para terminar con la impunidad de los autores de los cinco asesinatos", explicó a DNA Andoni Txasko, víctima de aquellos sucesos e integrante de la asociación 3 de Marzo.

MATINAL DE HOMENAJES El recorrido por las calles de Gasteiz fue el colofón a una intensa jornada donde los aledaños del recinto religioso fueron el epicentro de la actividad. Los reconocimientos en memoria de los cinco obreros abatidos por las balas de los grises aquel miércoles de ceniza de 1976 se sucedieron desde primera hora de la mañana y no estuvieron exentos de cierto aroma a campaña electoral ante la cercanía de los comicios autonómicos dentro de solo 33 días. La mayoría de las formaciones políticas y sindicatos vascos desfilaron por el monolito de la calle Vicente Manterola con la presencia de sus primeros espadas. Se sucedieron las declaraciones de todos ellos reclamando memoria y dignidad para los cinco obreros asesinados y sus familias, más de cuatro décadas después.

Correspondió al PSE alavés inaugurar las ofrendas florales a primera hora de la mañana. Hasta el monolito se acercaron la secretaria provincial, Cristina González, junto a la primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Gasteiz, Maider Etxebarria, y los ediles Borja Rodríguez e Igor Salazar, entre otros.

A mediodía fue EH Bildu quien desplegó su máxima representación con Maddalen Iriarte, candidata a lehendakari, junto a la portavoz municipal, Miren Larrion, y el de Juntas Generales, Kike Fernández de Pinedo. Llegó después el turno de Equo y los sindicatos (ELA LAB, ESK y Steilas). La tarde se reservó para los representantes de IU y Podemos. Hubo presencia del PNV con su presidente en Araba, Jose Antonio Suso, junto al diputado general, Ramiro González, y el alcalde de Gasteiz, Gorka Urtaran. Rememoró "uno de los ataques más luctuosos que ha sufrido Gasteiz en su historia. Aquellos hechos fueron un atropello y esas personas no debieron morir", espetó el primer edil.

 

Estreno del film en ETB-2. La jornada de homenajes y reconocimientos tuvo una prolongación en la pequeña pantalla con el reestreno en televisión de la película Vitoria 3 de Marzo. La cinta rememora lo sucedido aquella sangrienta jornada, así como los conflictivos meses previos que desembocaron en la matanza de los obreros. El trabajo de Víctor Cabaco, rodado en Gasteiz, tuvo un exitoso paso por las salas de cine con más de 70.000 espectadores en el Estado.