12/enero/1978

El equipo se topa con un temporal de nieve y tiene que dormir en el autobús

La tarde del 12 de enero el tiempo cambia de forma repentina, se anuncian chubascos generalizados con nieve en zonas montañosas, y se produce la madre de todos los temporales

12.01.2021 | 00:38
El puerto de Barazar, repleto de nieve en uno de los temporales que azotan la provincia. Foto: DNA

No es una historia en blanco y negro, es una historia en color. El día anterior, 11 de enero, el Deportivo Alavés ha eliminado al Real Oviedo del Campeonato de España de 1978, al perder 2-1 en el Carlos Tartiere, pero haciendo valer el 2-0 logrado en Mendizorroza. Los albiazules se han clasificado para octavos del torneo del KO, y en esta edición de 1978 alcanzaría, hasta entonces, por quinta vez en su historia los cuartos y espera rival para esta nueva ronda. Atrás han ido quedando eliminados Andorra, Orihuela, Celta y Oviedo. Tras hacer noche en la capital del Principado de Asturias, a la mañana siguiente el equipo pone rumbo a Vitoria, teniendo prevista una parada en la localidad cántabra de Castro Urdiales, patria chica del responsable de la expedición albiazul Javier Ron, para almorzar. En el viaje de ida, en autobús, se ha tenido que soportar un tiempo de perros: lluvia, en algunos tramos una versión moderna del Diluvio, granizo y nieve. La vuelta hasta Castro se realiza sin mayores contratiempos, con chubascos, algo de granizo, mucho frío y fuertes vientos. El equipo almuerza y sale de la localidad cántabra sobre las 16.00 horas y ya no se sabrá nada de los expedicionarios hasta las 10.30 horas del día siguiente. La tarde del 12 de enero el tiempo cambia de forma repentina, se anuncian chubascos generalizados con nieve en zonas montañosas, y se produce la madre de todos los temporales: agua, nieve, granizo y vientos huracanados. Vitoria queda completamente aislada por la tormenta de nieve que azota a la ciudad, alcanzándose los 32 centímetros de altura en las calles. En la provincia el panorama no es mejor, teniendo que cortarse al tráfico rodado todas las carreteras de la red provincial, excepto el tramo Vitoria-Miranda. Los hoteles vitorianos no pueden atender las peticiones de alojamiento y en muchos casos tienen que habilitar los halls de entrada para que la gente duerma en tresillos y sobre la moqueta con mantas. En la Estación del Norte se viven casos parecidos y el personal duerme sobre los bancos o en cualquier rincón. En el resto de las provincias limítrofes se viven escenas parecidas ya que toda la región está prácticamente incomunicada.

¿Y el Deportivo Alavés? Lo hemos dejado saliendo de Castro Urdiales con destino Vitoria. El autobús está rodando por la Nacional 240 e intentando subir el Puerto de Barazar. A duras penas el autobús con la expedición albiazul llega a la cima de 606 metros y se encuentra un paisaje desolador: coches en las cunetas, camiones parados y parte de la calzada ocupada. Hay seis centímetros de hielo, pero estando tan cerca de casa, menos de 30 kilómetros, se decide seguir el viaje. Poco después de pasar el Deportivo Alavés, la Guardia Civil de Tráfico impide circular por ese tramo de la N-240.

Son las 10.00 horas del viernes 13 de enero, el presidente albiazul Hipólito Lalastra y las familias no saben nada del equipo. Se viven momentos de incertidumbre y de tensión. ¡¡Por fin!!! Media hora más tarde se recibe una llamada del delegado Javier Ron que explica lo sucedido: "Nos hemos quedado bloqueados cerca de Barazar y hemos tenido que pasar la noche en el autobús, con mucho frío. Esta mañana hemos andado unos cuantos kilómetros hasta Legutiano, dónde nos encontramos". De forma inmediata unos Land Rover salen hacia la localidad alavesa, recogen a los perdidos albiazules y los traen a casa sobre las 13.00 horas. Esa misma tarde, sin solución de continuidad, el equipo toma el Talgo hacia Madrid, camino de Granada, dónde el Deportivo Alavés juega y pierde 2-0 el domingo 15 de enero.

datos

expedición

15 futbolistas lleva el entrenador Joseíto a Oviedo para el encuentro copero: Rodri, Basauri, Odriozola, Goñi, Bea, Morgado, Zuluaga, Astarbe, Sánchez Martín, Igartua, Marín, Valdano, Badiola, Salamanca y Quiles.

 

frío y botas

La calefacción del vehículo siguió funcionando, pero más tarde se paró al quedarse el autobús sin combustible. El frío fue terrorífico toda la noche y el delegado, Javier Ron, tuvo que dejarle su abrigo a Jorge Valdano, para paliar los terribles efectos del bajo termómetro.

12 de enero de 1941

No puede viajar el equipo de hockey sobre hierba albiazul a San Sebastián. Temporal de nieve.

12 de enero de 1964

Último (Deportivo Alavés) contra segundo (Real Sociedad). Segunda División. Victoria albiazul 1-0.

12 de enero de 2000

El Real Unión elimina al Alavés en Mendizorroza, por el valor doble de los goles en campo contrario.

También podía haber escrito sobre...