deportes

Ocasión de zanjar la permanencia ante un rival que se atraganta

Leganés Los madrileños, hundidos en la zona roja, no han perdido con el Alavés en primera

25.02.2020 | 00:15
Laguardia y Pacheco, tras un empate con el Leganés.

Vitoria – El Deportivo Alavés afronta la segunda visita consecutiva a un rival en claro riesgo de descenso tras haber ganado un derbi en Mendizorroza, por lo que tiene ante sí una nueva oportunidad de oro de dar un paso de gigante hacia la permanencia y, de paso, dejar finiquitado a un oponente directo en este sentido. Como ya se evidenció hace unos días en la visita al Mallorca saldada con derrota cuando los albiazules se las prometían muy felices en Son Moix, no será sencillo asaltar este sábado el feudo del Leganés, que se está jugando la vida con solo diecinueve puntos en el casillero, once por debajo de los vitorianos. Por si eso fuera poco, en conjunto pepinero es un contrincante que se le da especialmente mal al Glorioso. No en vano, en la actual etapa de cuatro temporadas en Primera División el equipo del sur de Madrid es, junto al Atlético, el único oponente al que el Alavés no ha sido capaz de ganar en sus siete compromisos en este periplo.

Alavés y Leganés subieron de la mano a Primera División a la conclusión de la temporada 2015-16 y en sus siete duelos directos desde entonces el conjunto vitoriano no ha conseguido ni una sola victoria. Cinco empates y dos derrotas –las dos en Butarque– han sido el saldo ante los del sur de Madrid, con el Leganés igualando marcadores en contra hasta en cuatro ocasiones, tres de ellas en Mendizorroza, en los instantes finales o el descuento. O aquel recordado encuentro de la jornada inaugural con Luis Zubeldía en el banquillo en el que Manu García erró un penalti que pareció sumir al Glorioso en una crisis de la que no salió hasta la llegada de Abelardo.

En la veintena de enfrentamientos entre ambos clubes en Primera, Segunda División y Copa, el saldo de victorias vitoriano se limita a cinco triunfos, el último de ellos en la temporada 2014-15 en la categoría de plata. Y el balance en Butarque es desolador, con una sola victoria en diez visitas al feudo del sur de Madrid. Con goles de Antonio Karmona y Jorge Azkoitia, el equipo de Mané consiguió en la temporada 1997-98 la victoria en un campo que desde entonces se ha mostrado inexpugnable.