Francia cierra discotecas y pide limitar celebraciones

El gobierno galo reclama a las empresas que retomen el teletrabajo ante el avance del virus, con 50.000 casos diarios

06.12.2021 | 21:12
El primer ministro francés, Jean Castex, durante su rueda de prensa.

Las discotecas de Francia cerrarán a partir del próximo viernes, día 10, durante un mes y los festejos previos a la Navidad sufrirán restricciones para tratar de salvar las fiestas de fin de año ante el avance de la pandemia de covid, anunció hoy el primer ministro francés, Jean Castex.

Castex explicó el cierre de discotecas porque la elevada circulación del virus es importante entre los jóvenes y por la dificultad de llevar en ellas la mascarilla, al tiempo que señaló que las empresas afectadas recibirán ayudas económicas.

Asimismo, Castex indicó que, por ahora, no se justifican otras medidas restrictivas generalizadas, como la limitación de aforos o los toques de queda, pero pidió prudencia en todas las celebraciones navideñas, como las cenas de empresa u otras celebraciones.

El primer ministro pidió la anulación de las mismas cuando no sea posible llevar mascarilla y elevar la vigilancia en el resto.

"La idea no es prohibirlos, es que se respete la distancia y se lleve la mascarilla. Pero cuando no se pueda, serán prohibidos", dijo.



Además, para los eventos navideños al aire libre, como los mercados de Navidad, muy populares en algunas regiones del país, será necesario el pase sanitario.

"Hasta las fiestas de fin de año, tenemos que bajar el ritmo sobre los eventos festivos en la espera privada (...) Si mantenemos la vigilancia las próximas tres semanas, superaremos esta ola", dijo el primer ministro.

Castex también señaló que se pedirá elevar el teletrabajo, con entre dos y tres días por semana, y que se impondrá la mascarilla en las escuelas, incluso en las aulas, que se cerrarán cuando se detecten tres positivos, mientras que se limitarán los deportes de contacto en el ámbito escolar.

Francia registra en los últimos días 50.000 casos diarios y su tasa de incidencia supera los 400 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los menos de 50 que tenía a principios de octubre.

El número de pacientes hospitalizados supera los 12.000, de los que más de 2.000 están en unidades de cuidados intensivos, una cifra que, según las proyecciones del Instituto Pasteur, superará los 3.000 la semana que viene, lejos aun de los más de 7.000 de las olas precedentes.

El ministro de Sanidad, Olivier Véran, indicó que la aparición de la variante Ómicron no cambia por ahora la estrategia del Ejecutivo para frenar esta nueva oleada.

Véran señaló que esta nueva variante es "más contagiosa pero no más peligrosa" que la Delta, mayoritaria en el país. 
noticias de noticiasdealava