Los líderes de la UE aprueban el acercamiento a Turquía

Abogan por explorar opciones para un nuevo acuerdo migratorio con el gobierno de Ankara

26.03.2021 | 00:34

bruselas –Los líderes de la Unión Europea aprobaron ayer el acercamiento a Turquía a la vista de la mejora de la crisis en el Mediterráneo y pidieron a la Comisión Europea que explore opciones para un nuevo acuerdo migratorio y la modernización del régimen aduanero.

La UE dio el visto bueno al informe presentado por el Alto Representante para Política Exterior, Josep Borrell, que plantea incentivos a Ankara para una oferta positiva con la que encauzar la relación tras las turbulencias vividas en la región el pasado año.

En unas conclusiones adoptadas durante la cumbre, los líderes de la UE reconocen la reducción de las tensiones y la dinámica positiva del Gobierno de Recep Tayyip Erdogan los últimos meses, por lo que dicen estar listos para abordar de manera "proporcionada, gradual y reversible" una mayor cooperación.

En particular, piden a Bruselas que presente una propuesta para continuar financiando a los refugiados sirios que acoge Turquía, lo que supone renovar el acuerdo migratorio de 2016 con el que Ankara recibe fondos para gestionar la migración a cambio de taponar el flujo de refugiados a Europa. Asimismo, reclamaron "fortalecer" la cooperación con las autoridades turcas en materia migratoria para combatir la migración irregular y facilitar el retorno de migrantes que se encuentren de forma ilegal en Europa.

Sobre el régimen aduanero, los líderes de la UE concedieron al Ejecutivo europeo un mandato para dialogar con las autoridades turcas para abordar las dificultades de aplicación de la unión aduanera e invita al Consejo de la UE a estudiar una modernización del régimen. La situación en el Mediterráneo y las propuestas para una agenda constructiva se revisarán más adelante, en la cumbre de junio, cuando se puedan acordar pasos en firme a tenor de la evolución en el terreno.

La mejoría del clima político no quita que los Veintisiete tengan sus reservas sobre la actitud turca, por ello han insistido en que Turquía debe abstenerse de cualquier provocación y acción unilateral en el Mediterráneo y se guardan la posibilidad de actuar contra Erdogan.