Osalan impulsa la prevención de trastornos musculoesqueléticos

Con el eslogan "El dolor no entiende de diversidad; la prevención, sí" busca sensibilizar sobre la importancia de prevenir estos trastornos que suponen el 72% de las enfermedades profesionales en Euskadi

25.10.2021 | 14:35
La viceconsejera de Trabajo y Seguridad Social, Elena Pérez Barredo, y la directora general de Osalan, Lourdes Íscar

Osalan ha lanzado la campaña "El dolor no entiende de diversidad, la prevención, sí" con el objetivo de impulsar la sensibilización y concienciación sobre la importancia de prevenir los trastornos musculoesqueléticos, atendiendo, además, a las "variadas circunstancias que plantea la diversidad". Estos trastornos son una de las mayores causas de baja y en Euskadi fueron, durante el pasado año, la causa del 72,1% de las enfermedades profesionales notificadas.

La viceconsejera de Trabajo y Seguridad Social, Elena Pérez Barredo, y la directora general de Osalan, Lourdes Íscar, ha presentado este lunes en Bilbao la nueva campaña de sensbilización sobre la importancia de la prevención de riesgos laborales para evitar los trastornos musculoesqueléticos.

En la comparecencia, han explicado que esta campaña se enmarca en la Semana Europea de la Seguridad y Salud en el Trabajo y, por segundo año, se incidirá en los trastornos musculoesqueléticos.

La Agencia Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo ha elegido como lema para su campaña "Trabajos saludables: relajemos las cargas", poniendo el foco sobre el hecho de que millones de personas trabajadoras en toda Europa padecen trastornos musculo-esqueléticos relacionados con el trabajo.

En concreto, según los datos de la sexta Encuesta Europea sobre las condiciones de trabajo, aproximadamente tres de cada cinco trabajadores y trabajadoras de la UE comunican sufrir estos trastornos, constituyendo el problema de salud relacionado con el trabajo más frecuente en Europa.

SITUACIÓN EN EUSKADI

Sobre la situación en Euskadi, la directora de Osalan ha explicado que, de acuerdo al Informe de Accidentes de trabajo 2020, el grupo más numeroso de "suceso anormal inmediatamente anterior al accidente" (desviación), tanto en hombres como en mujeres, fue el de "movimiento del cuerpo con esfuerzo físico", con 5.067 y 1.769 accidentes respectivamente, lo que supuso un 25,3% de los accidentes en hombres y el 26,1% en mujeres.

Según ha detallado la directora de Osalan, la forma del accidente más frecuente fue "sobreesfuerzo físico, trauma psíquico, exposición a radiaciones, ruido, luz o presión".

Lourdes Íscar ha precisado que, si se analizan conjuntamente la desviación y la forma, el accidente más frecuente (19% en los hombres y 21% en mujeres) fue un movimiento con esfuerzo que generó un sobreesfuerzo musculo-esquelético. Además, en un 20% de los accidentes en hombres y en mujeres ocurrió "un movimiento del cuerpo sin esfuerzo físico".

Por otra parte, ha explicado que, si se atiende a las enfermedades profesionales, el 72,1% de los nuevos procesos notificados en 2020 correspondieron a trastornos musculo-esqueléticos atribuibles a movimientos repetitivos y posturas forzadas. De ellos, un 49,6% de las nuevas enfermedades profesionales correspondió a los trastornos osteomusculares y un 22,4% a síndromes de compresión de nervios periféricos como el síndrome del túnel del carpo.

Por lo tanto, ha asegurado que la tasa de incidencia más elevada en los tres Territorios en 2020 fue la de trastornos osteomusculares, que en hombres se produjeron mayoritariamente en el sector industrial y, en mujeres, en empresas del sector servicios.

La directora de Osalan ha indicado que las posturas forzadas, esfuerzos o movimientos que pueden ocasionar estos trastornos están condicionados por el diseño del puesto de trabajo, por los tipos de tareas que deben hacerse y su organización, por lo que, a su juicio, es posible introducir mejoras y prevenirlos para evitar desarrollar estos trastornos y anticipar el dolor incapacitante.

A su juicio, es clave hacer una correcta evaluación de riesgos, abordando todas las causas, con la participación de las personas empleadas. Según ha explicado, a partir de ahí, no es difícil establecer acciones preventivas "relativamente sencillas" como pueden ser adaptar el diseño para mejorar las posturas de trabajo; mejorar posturas; asegurar un diseño "ergonómico y adecuado" para las tareas; proporcionar formación sobre buenos métodos de trabajo; realizar cortas interrupciones; evitar tareas repetitivas o trabajar en malas posturas durante un tiempo prolongado, entre otros.

Lourdes Íscar ha recordado que el pasado año, la campaña llevaba el eslogan "Si duele, ya es tarde" y, en esta ocasión, con motivo de la nueva Semana Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo que comienza hoy, se ha querido dar continuidad a la política de sensibilización ciudadana sobre estos trastornos.

Según ha señalado, se sigue poniendo el foco de atencion en la prevención de riesgos, pero se avanza "un poco más en el mensaje", de manera que se "conjuga la prevención con la necesaria atención a los retos que plantea la diversidad".

La directora de Osalan ha destacado que se vive en una sociedad diversa, resultado de fenómenos como la globalización, los flujos migratorios, la estructura demográfica o las diferentes características individuales y cree que, desde esa perpectiva, "hay que adaptar la prevención". "Resulta fundamental llevar a cabo una adecuada gestión de la diversidad en el entorno laboral para trabajar en la prevención de riesgos laborales", ha añadido.

Por ello, esta campaña tendrá como objetivo principal impulsar la sensibilización y concienciación sobre la importancia de prevenir los trastornos musculoesqueléticos, "atendiendo, además, a las variadas circunstancias que plantea la diversidad".

Según ha destacado, mediante esta campaña se busca hacer reflexionar tanto al empresariado -a través de sus servicios de prevención-, como a las personas trabajadoras, sus representantes y todos los agentes implicados, "siendo en última instancia la sociedad en su conjunto la destinataria".

En esta ocasión, se han querido unificar en una sola frase que haga de claim los tres conceptos neurálgicos que resumirían esta campaña como son "dolor, diversidad, y prevención" y el eslogan elegido es "El dolor no entiende de diversidad. la prevención, sí".

Lourdes Íscar ha destacado que gran parte del "hecho diferencial" del concepto creativo radica en el protagonismo dado al término "diversidad" y, en este sentido, ha subrayado que los trastornos musculo-esqueléticos "se pueden prevenir atendiendo a la diversidad de las personas".

La imagen central escogida para esta campaña ilustra de forma visual el concepto de diversidad. Para ello, se ha realizado una ilustración en la que se han elegido cinco personas diferentes por su trabajo, edad, sexo, raza, religión y diversidad funcional. La campaña incluye un vídeo-spot para su difusión a través de internet; inserciones de anuncios y cuñas en medios convencionales y banners en los digitales, así como una campaña de marketing online en Facebook, Youtube y Google y una microsite específica.

PREMIOS OSALAN

Tras la presentación de la campaña se ha hecho entrega de los Premios Osalan a las Buenas Prácticas para la Prevención de los Trastornos Musculoesqueléticos en el ámbito laboral 2021.

El primer premio ha recaído en la empresa Osarten Kooperatiba Elkartea por la implantación desarrollada junto con Orkli del proyecto de mejora ergonómica para prevenir las lesiones osteomusculares en los puestos de trabajo de decoletaje. También ha sido galardonado un proyecto "A cinco minutos de ejercicio en el trabajo" de la empresa UTE Interiores Bilbao II"

noticias de noticiasdealava