El Gobierno vasco adelanta a la 1.00 horas el cierre de bares y limita al 35% el aforo de los locales

Insiste en usar mascarilla en los entornos urbanos y en cumplir las cuarentenas y colaborar con los rastreadores

22.07.2021 | 17:40
El cierre de todas las actividades será a la 01:00h.

Sin nuevas medidas quirúrgicas y con medidas más bien estéticas, pero inmersos en una situación de riesgo extremo, el LABI se ha visto obligado a introducir cuatro nuevas decisiones en las restricciones sanitarias en vigor ya que, atendiendo a los indicadores del Plan Bizi Berri IV, se ha pasado del escenario 2, en el que nos encontrábamos, al escenario 3. Lastrado por anteriores reveses judiciales, y ante la imposibilidad de implantar toques de queda o confinamientos perimetrales, la limitación más importante afecta a la hostelería y a locales como cines o teatros ya que adelanta a la una de la madrugada, en lugar de a las dos, el horario límite de cierre de todas las actividades comerciales, sociales y culturales.

Asimismo reduce al 35% el aforo máximo permitido en las diversas actividades para todos los locales, incluido de nuevo la hostelería, salvo para aquellos eventos que ya estaban contratados.

Con un virus descontrolado, tras sumar ayer 1.801 positivos, Lakua vuelve a hacer hincapié en el uso de la mascarilla ya que "el uso de las mascarillas será preceptivo si no se puede mantener de manera continuada la distancia de metro y medio". Por lo tanto se extenderá a todos los entornos urbanos transitados. Queda exceptuado su uso en ciertas actividades deportivas y en el ejercicio físico intenso. Y aunque no será exigible en playas y piscinas, sí será obligatoria en los paseos.

Para Iñigo Urkullu, "el exceso de relajación es nuestro peor criterio de actuación porque esto no ha terminado y este virus criminal sigue ahí. Podemos contagiarnos y contagiar".

El Ejecutivo de Gasteiz también parece constatar cierta dejación en las cuarentenas ya que hace un llamamiento explícito a que "las personas afectadas por un caso de contagio o por ser contacto estrecho del mismo, tienen la obligación de colaborar en la labor de rastreo y trazabilidad de los contagios con el máximo de celeridad y veracidad". En este sentido, el decreto establece también la obligación de confinamiento o cuarentena, cumpliendo las indicaciones de las autoridades y los servicios sanitarios.

Llamamientos cívicos

Y es que la norma introduce un nuevo artículo de llamamientos cívicos que no son obligatorios pero que invitan a la responsabilidad personal. De esta forma, se insta a la ciudadanía, "sobre la base de su autorresponsabilidad, a una autolimitación voluntaria", para que la movilidad nocturna se restrinja durante la franja horaria de una a seis de la madrugada, y para que la agrupación máxima de personas sea de seis, excluidos convivientes. Asimismo se insta a un "autoconfinamiento y autoaislamiento personal en cuanto se experimenten los primeros síntomas de contagio por covid, y se comunique a los servicios sanitarios.

La reunión del LABI se realiza en pleno empeoramiento de los principales indicadores de la pandemia. La incidencia acumulada en 14 días por cada 100.000 habitantes se ha disparado a 682 y el número de pacientes en la UCI se ha duplicado.

El lehendakari constató que se ha tenido en cuenta la variante delta, más contagiosa y transmisible, así como la vacunación, que alcanza con una dosis al 76% de la población y al 63% con pauta completa. "Aunque el incremento de contagios no está suponiendo mayor ocupación de camas UCI ya que seguimos en el escenario 1". Desde el Gobierno vasco no se atribuye la explosión de casos solo a la variante delta sino a que "la interacción social ha disparado los contagios en las franjas de edad con poca vacunación", matizó la consejera Gotzone Sagardui. En este sentido, subrayó que la variante delta, que va colonizando muchos espacios de la variante británica, es responsable de la escalada pero no es el único factor". "Sí parece que ahí hay una contagiosidad mayor, pero va subiendo a la vez en unos momentos en los que las interacciones sociales y la relajación de la medidas preventivas que todos conocemos se están dando", advirtió.

A pesar de la gravedad de la situación, no se ha fijado otra fecha para la celebración de un nuevo LABI porque la evaluación de la pandemia será diaria. "La situación es tan cambiante, que el seguimiento va a ser diario. Se podrán adoptar decisiones de manera telemática", afirmó.

Respuesta a Sánchez

Precisamente, Urkullu explicó que las medidas adoptadas en torno a las mascarillas "refuerza" lo establecido en el real decreto ley aprobado ayer por el Congreso y lo "concreta". Sobre sus peticiones al presidente del Gobierno, Urkullu reconoció que tiene un "estado anímico no positivo" ante Pedro Sánchez por su falta de respuesta a sus llamamientos. Recordó que tampoco en ocasiones anteriores respondió a sus planteamientos e insistió en que lo que plantea es un "mayor ejercicio de responsabilidad ante la gravedad de la pandemia".

noticias de noticiasdealava