Alerta mundial sanitaria

El Gobierno vasco no descarta que la final de Copa se juegue a puerta cerrada

Gobierno Vasco reconoce que ya se notan los efectos en el turismo al "disminuir las reservas".

09.03.2020 | 12:41
El Athletic celebra su clasificación para la final de Copa

BILBAO. La consejera de Turismo, Comercio y Consumo del Gobierno Vasco, Sonia Pérez, ha afirmado que los efectos del Covid-19 ya se notan en el sector, de tal forma que "disminuyen las reservas y se han retrasado ferias y congresos".

Asimismo, ha sostenido, ante la posibilidad de que se llegue a disputar a puerta cerrada la final de Copa del Rey entre Athletic y Real Sociedad, que "todo es posible porque todo va muy rápido y es cambiante".

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, la consejera ha detallado que el sector turístico ya está notando los efectos del covid-19, de tal forma que "disminuyen las reservas y se han retrasado ferias y congresos". Sin embargo, ha señalado que su impacto dependerá de la "magnitud y duración de la enfermedad".

"Estamos en la fase de contención y trabajamos en los protocolos específicos para el sector. Hemos convocado a la mesa de turismo para este jueves donde analizaremos la situación", ha afirmado.

Tras reconocer que no se están produciendo cancelaciones "masivas" sino una "ralentización", ha afirmado que la preocupación existe dentro del sector turístico porque se teme que "vaya a más".

No obstante, ha subrayado que "España y Euskadi no son destino de riesgo y no se impide viajar", por lo que "debemos tratar de hacer una vida normal ya que nuestros turistas, y nosotros como visitantes, podemos viajar cumpliendo unas medidas de higiene para evitar contagios".

Asimismo, ha aconsejado a los vascos que en Semana Santa no viajen a "zonas de riesgo de transmisión" del coronavirus, y a los turistas que "vengan a Euskadi porque no somos un destino de riesgo".

FINAL COPA DEL REY.

Preguntada por la posibilidad de que la final de Copa del Rey entre Athletic y Real Sociedad se dispute a puerta cerrada, ha reconocido que "todo es posible porque todo va muy rápido y es cambiante".

"En cada momento se tomarán las decisiones más adecuadas en función de la fase de la enfermedad. Todo va a depender de la duración y magnitud de la enfermedad, ha añadido.