Moncloa y Ceuta pactan realizar las devoluciones dentro de la legalidad

Descartan la opción de acoger en el Estado a los menores marroquíes

26.08.2021 | 00:21
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, recibió ayer en Moncloa al presidente de Ceuta, JuanJesús Vivas.Foto: Efe

madrid – El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y su homólogo ceutí, Juan Jesús Vivas, pactaron ayer la línea a seguir sobre las entregas de los menores a Marruecos, después de que una jueza de la ciudad autónoma paralizara las devoluciones al entender que no se ajustaban a la ley, dejando en una posición delicada al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska.

En esta tesitura, Sánchez ha optado por saltarse a Marlaska y tomar él mismo las riendas de esta crisis migratoria para reunirse en persona con el presidente ceutí y acordar la estrategia que trate de poner fin al embrollo social y judicial. En la reunión de ayer en La Moncloa, ambos mandatarios pactaron seguir adelante con las devoluciones de los menores a Marruecos pero, eso sí, dentro de la legalidad y de lo que los magistrados han estipulado en sus autos.

De esta manera, se desecha la opción de que estos menores sean acogidos en diferentes territorios del Estado, y se apuesta por activar "todos los recursos que sean necesarios" para lograr el retorno a su país de origen "en el menor tiempo posible". Así lo explicó en rueda de prensa Juan Jesús Vivas, que aseguró que tratarán de atender a los reparos que la Justicia ha puesto en relación con estas devoluciones.

El principal escollo ha sido que la Justicia entendía que el Gobierno español no podía echar mano del acuerdo de devoluciones firmado con Rabat en 2007, sino que en estos casos debía aplicar el marco jurídico ordinario de la ley de Extranjería, que incluye la elaboración de expedientes individualizados y no recoge retornos en masa a países de origen. Los jueces, por tanto, requerían entrevistas a los menores y el estudio de cada caso antes de proceder a una decisión.

Finalmente, Sánchez y Vivas han acordado aceptar esta vía y realizar las devoluciones siguiendo los cauces habituales, más lentos de los que permitía el acuerdo de 2007 con Marruecos. Asimismo, el presidente de Ceuta reveló que se ha descartado trasladar a la península a algunos de los menores, ya que tanto Moncloa como el Gobierno ceutí entienden que el "interés superior" de estas personas es regresar a sus entornos de origen.

Juan Jesús Vivas agradeció a Pedro Sánchez su cooperación, pero no quiso entrar en polémicas con el Ministerio del Interior, cuyo titular ha quedado desautorizado tanto por los tribunales como por el propio presidente del Gobierno. Por su parte, Sánchez no realizó declaraciones tras la reunión con Vivas ni hubo comunicado alguno al respecto desde Moncloa.

cese de marlaska Aunque el presidente de Ceuta evitó crítica alguna a Fernando Grande Marlaska, en su partido la tónica del discurso es muy diferente y ayer la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cuca Gamarra, volvió a reclamar a Pedro Sánchez que cese inmediatamente al ministro del Interior por su gestión de la devolución de los menores y por el revés judicial sufrido.

Asimismo, Gamarra anunció que el PP pedirá en los próximos días la comparecencia de Marlaska en el Congreso para que dé cuenta de sus actuaciones en el marco de la crisis. La dirigente popular cree que la suspensión judicial del retorno de los menores "es la gota que colma el vaso del pisoteo de los derechos de los españoles" que a su juicio viene realizando el Ministerio del Interior.

Por su parte, Podemos, que fue muy crítico con la gestión de Marlaska de las devoluciones, matizó ayer el tono y no se opuso a la estrategia pactada por Sánchez y Vivas. "Es necesario definir un protocolo que proteja a los menores y establezca que los que deseen volver con sus familias puedan hacerlo en condiciones de seguridad", trasladaron los morados.

Por último, ayer se produjeron novedades judiciales en el caso del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, cuya entrada en España propició la represalia de Marruecos en forma de avalancha migratoria en Ceuta. A este respecto, el juzgado de Zaragoza que investiga los hechos solicitó ayer conocer "la identidad del mando o autoridad" que ordenó el operativo de entrada de Ghali en el Estado en junio.

"Actuaremos de acuerdo a la interpretación de las leyes que hacen los magistrados"

juan jesús vivas

Presidente de Ceuta

noticias de noticiasdealava