Marlaska asegura que la seguridad del emérito no supone un "gasto adicional"

El ministro del Interior ha afirmado que "carece de una partida presupuestaria específica y por lo tanto no hay un gasto adicional"

09.09.2020 | 11:10
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha dicho este miércoles que la protección y la seguridad del rey emérito, Juan Carlos I, "carece de una partida presupuestaria específica y por lo tanto no hay un gasto adicional dentro de los presupuestos generales del Estado".

Así ha respondido en la sesión de control al Gobierno del Congreso a la diputada de Junts per Catalunya (JxCat) en el Congreso, Laura Borràs, que ha comentado que "la seguridad del exjefe del Estado la pagan los ciudadanos que tienen derecho a saber cuánto cuesta proteger al rey emérito mientras está campechanamente instalado en los Emiratos Árabes Unidos acosado por la justicia suiza".

El titular de Interior ha explicado que por responsabilidad no puede dar ningún dato de la seguridad de cualquier autoridad del Estado, sea central, autonómica o local.

Pero ha insistido en que "no hay ninguna partida específica asignada a la protección del anterior jefe del Estado y tampoco hay un gasto adicional dentro de lo que ya fue aprobado en los presupuestos generales del Estado vigentes".

A juicio de Grande-Marlaska la parlamentaria de JxCat realiza un "esfuerzo en vano al intentar difuminar la entidad, realidad y potencia de la democracia española".

"España sigue siendo vista fuera como una de las democracias de mayor calidad en el mundo, no como un Estado fallido o como una democracia imperfecta como ustedes pretenden sino como una democracia perfecta, donde todas las instituciones evidentemente rinden cuentan en parámetros de normalidad", ha añadido.

Sin embargo, Laura Borrás ha considerado que es un coste que se debería poder cuantificar con precisión y que por transparencia la ciudadanía debería poder conocer, todavía más en tiempos de COVID, con las emergencias sociales que estamos sufriendo".

"Lo que sí es incalculable es el precio que el Estado español está dispuesto a pagar desde el punto de vista del prestigio democrático en el ámbito internacional para proteger a un rey que ya tuvo que abdicar y que ahora ha tenido que emigrar", ha indicado.

Y ha abundado: "Que el anterior jefe del Estado huya a lo que muchos llaman el lugar del crimen, una dictadura, es escandaloso y es la peor imagen internacional para España y no lo digo yo lo dice el vicepresidente de su Gobierno Pablo Iglesias".

Borrás ha preguntado "cómo Gobierno progresista formado por dos partidos que se consideran republicanos no haga absolutamente nada y dé cobertura y contribuya a la opacidad bloqueando hasta cuatro comisiones de investigación y otras tantas solicitudes de comparecencias".

A su juicio, "la Corona española disfruta de un grado de protección legal impensable e inaceptable en democracias consolidadas".

"Aquí la consigna es proteger a la Corona cueste lo que cueste y no se dan cuenta que el precio que están pagando es la ruina de la reputación española en el mundo, la están despilfarrando por mérito y eméritos propios".

Laura Borrás ha lamentado que "primero enseñaron al mundo cómo usaban y premiaban la violencia policial contra pacíficos ciudadanos que querían ejercer su derecho al voto en Cataluña y hoy les muestran cómo utilizan a las fuerzas de seguridad para proteger a un rey a la fuga".

"Cualquier jefe de Estado debería estar obligado a rendir cuentas pero la sacrosanta Constitución española proclama que el rey de España es inviolable, que quiere decir que tiene impunidad absoluta y eso para la demócratas es una vergüenza también absoluta porque de tanto proteger a la Corona están desprotegiendo a la democracia", ha concluido.