Juan Carlos I abandona España

El último de una larga lista de monarcas que abandona España

Desde comienzos del siglo XIX, gran parte de los borbones que han reinado en el Estado han terminado en el exilio

05.08.2020 | 01:06
Juan Carlos I, junto a su padre, Juan de Borbón. Foto: J.Bergasa

madrid – Desde comienzos del siglo XIX, todos los borbones que han reinado en España –salvo el actual monarca Felipe VI– han pasado por el exilio en alguna etapa de sus vidas. El último en sumarse a esa larga lista de reyes es Juan Carlos I, con su decisión conocida esta semana de irse al extranjero acosado por sus numerosos escándalos fiscales.

El primer monarca Borbón en conocer el exilio fue Carlos IV, que se exilió en Francia en 1808 obligado por Napoleón Bonaparte, previo paso a la ocupación del país por su ejército. Le acompañó en el destierro su hijo Fernando VII, que posteriormente llegaría a reinar en España, una vez finalizada la Guerra de la Independencia.

Su hija Isabel II tampoco se libró de conocer el destierro. Tras un largo reinado, se vio obligada a abandonar España en 1868 empujada por la revolución conocida como La Gloriosa cuando se encontraba de veraneo en el País Vasco. Exiliada en Francia hasta su muerte en 1904, en 1870 abdicó en París en favor de su hijo, Alfonso XII, quien tuvo que esperar a reinar a 1874, tras la corta vida de la I República.

Ya en el siglo XX, el abuelo de don Juan Carlos, el rey Alfonso XIII, se exilió de España al instaurarse la II República el 14 de abril de 1931. Alfonso XIII se alojó durante su exilio en varios hoteles de lujo de diversas ciudades de Europa y pasó los últimos años de su vida en Roma, en donde murió el 28 de febrero de 1941.

A su muerte asumió la jefatura de la Casa Real española don Juan de Borbón, que prácticamente pasó buena parte de su vida fuera de España. Primero, por la proclamación de la República y luego, con la dictadura de Francisco Franco. Don Juan, que se afincó en la localidad portuguesa de Estoril y pasó allí numerosos años, no regresó a Madrid hasta el establecimiento de la democracia y el reinado de su hijo, falleciendo en Iruñea en 1993.