La Generalitat se reafirma en que no dejará caer a Quim Torra

Desoye a la Junta Electoral Provincial y no sustituirá al president por Ferran Mascarell

12.01.2020 | 06:24
La portavoz Meritxell Budó, en una comparecencia anterior en el Palau de la Generalitat.

Barcelona - El Govern desoyó ayer a la Junta Electoral Provincial de Barcelona e insistió en que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, seguirá siendo diputado y que la lista electoral de JxCat "no correrá". El Ejecutivo catalán no tiene intención alguna de dejar caer al president Torra. Así lo apuntó la portavoz Meritxell Budó, quién se refirió así a la decisión que la Junta Electoral Provincial de Barcelona de retirar la credencial de diputado del Parlament a Torra para sustituirle por Ferran Mascarell, quien le sigue en la lista electoral de la formación neoconvergente en las últimas elecciones catalanas. El Ejecutivo catalán no maneja un escenario así.

Budó argumentó algo ya adelantado por el Govern ante la posibilidad de que Torra fuera despojado de su cargo por la colocación primero de lazos amarillos y después pancartas sobre los presos catalanes en el Palau de la Generalitat durante el periodo electoral. La Junta Electoral Provincial (JEP) de la capital catalana "no tiene competencias para quitar la condición de diputado a ningún miembro del Parlament", y que tampoco existe "ninguna sentencia firme" que lo ordene. La portavo recordó ayer en una entrevista en RAC-1 que ese acuerdo de la JEP "no tiene ningún recorrido", ya que, a su juicio, solo compete al hemiciclo catalán retirar el acta de diputado a un parlamentario. "No estamos desobedeciendo a la Junta Electoral. Estamos poniendo sobre la mesa una evidencia, porque no tienen competencias para ello", aseveró. Así, no correrán la lista en favor de Mascarell. "La lista de JxCat no correrá y Torra continuará siendo diputado y presidente. Esta es la realidad", se reafirmó.

Estará en el pleno A pesar de la desestimación de las medidas cautelarísimas solicitadas por Torra, Budó aseguró que el Tribunal Supremo da ahora "cinco días para escuchar las partes antes de posicionarse", algo que espera que suceda el lunes 20 de enero, y con lo que ya trabaja el equipo jurídico defensor del president. Preguntada por si Torra podrá ejercer como diputado en el pleno del 22 y 23 de enero, insistió en que "no solo puedo poner la mano en el fuego por ello, sino que el presidente del Parlament garantizó ayer estos derechos políticos". Y volvió a remarcar que el Govern no se moverá de la tesis de que Quim Torra continuará como diputado y como presidente. No obstante, la portavoz del Govern ha evitado responder a la pregunta de si Torra acatará o no una condena en firme del Supremo sobre su inhabilitación. "No me corresponde a mí responder a esa pregunta. Respetaré su posicionamiento", se limitó a asegurar, para posteriormente apuntar que o que se están trabajando las alegaciones en este caso. Y, de momento, la Generalitat no trabaja el escenario de una convocatoria de elecciones en caso de la inhabilitación de Torra, una competencia que la legislación guarda para el president, que no se ha mostrado dispuesto a abrir semejante melón si es que no es forzado por ERC, socio de gobierno, a adentrarse en un panorama así. "No estamos contemplando este escenario", sostuvo. - Efe/E.P./DNA