Polémica muerte de un palestino abatido a tiros por la Policía israelí

El agresor, que había acuchillado a un judío, fue tiroteado cuando estaba ya reducido en el suelo

06.12.2021 | 01:07
La Policía israelí vigila el lugar donde ocurrió el ataque, en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Foto: Efe

jerusalén – La Policía israelí interrogó el sábado por la noche a los agentes que abatieron a tiros frente a la Ciudad Vieja de Jerusalén a un palestino que acuchilló e hirió a un judío, en un polémico incidente que el liderazgo palestino tachó de "ejecución" por el hecho de que el atacante ya estaba reducido en el suelo.

Los dos miembros implicados de la Policía de Fronteras de Israel fueron sometidos a una investigación rutinaria que se suele realizar tras cualquier incidente que involucra el uso de munición real y deriva en víctimas mortales, informó ayer la prensa local israelí.

Tras ser interrogados por el Departamento de Investigaciones Internas de la Policía, ambos fueron puestos en libertad sin condiciones, mientras cargos del aparato de seguridad y el Gobierno israelí apoya la respuesta de los agentes contra el atacante, que murió en el mismo lugar de los hechos tras recibir varios disparos.

El incidente generó polémica por las imágenes viralizadas en redes sociales y medios locales, donde se ve a un judío ultraortodoxo ensangrentado y a los agentes israelíes disparando al agresor palestino cuando ya había caído y estaba inmovilizado en el suelo.

El atacante muerto fue identificado como Mohamad Salima, expreso de 25 años de la localidad de Salfit, en Cisjordania ocupada.

Su muerte fue condenada por la oficina del presidente palestino, Mahmud Abás, que lo consideró "un crimen de guerra" que es "una continuidad de la agresión en curso contra el pueblo palestino".

El Ministerio de Exteriores de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) calificó el incidente de "ejecución extrajudicial", e hizo un llamamiento a la comunidad internacional y a la Corte Penal Internacional para que tomen medidas e investiguen lo sucedido. El grupo islamista Hamás, que controla de facto Gaza, aseguró que los hechos "reflejan el rostro criminal de la ocupación" israelí.

Por su parte, la mayor parte del Gobierno israelí ha cerrado filas a favor de los agentes. El primer ministro, Naftali Benet, defendió el sábado la acción policial, y ayer aseguró que el vídeo completo de los hechos grabado por las cámaras policiales "no deja lugar a dudas". "Los policías actuaron de manera ejemplar, exactamente como se requiere", y "neutralizaron" al agresor "según fue necesario", dijo.

noticias de noticiasdealava