Palestina pide observadores para supervisar las actividades de los colonos

Insiste en que la respuesta internacional al proyecto de asentamientos debe ser el reconocimiento del Estado de Palestina

18.10.2021 | 16:39
Asentamientos israelíes en construcción

El primer ministro palestino, Mohamad Shtayé, ha reclamado este lunes a Naciones Unidas que envíe equipos de observadores a los Territorios Palestinos Ocupados para supervisar las actividades de los colonos y sus ataques contra los civiles palestinos.

Shtayé ha denunciado el "terrorismo" de los colonos contra los agricultores palestinos en Cisjordania durante la época de cultivo y ha resaltado que estos últimos son los "verdaderos propietarios" de estas tierras, según ha recogido la agencia palestina de noticias WAFA.

Así, ha solicitado a la ONU la creación de una base de datos con los colonos implicados en "actos de terrorismo" para que sean juzgados y ha denunciado los planes de Israel para construir una estación de autobuses para colonos en Nablús, en el norte de Cisjordania.

"La respuesta del mundo al proyecto de los asentamientos, que se intensifica cada día, debe ser el reconocimiento del Estado de Palestina", ha dicho el primer ministro, quien ha acusado además a Israel de demoler no sólo viviendas palestinas, sino también tumbas, como sucedió recientemente en unas obras en el cementerio de Al Yusufiya, en Jerusalén Este.

Las palabras de Shtayé han llegado apenas unos días después de que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, avisara de que el nuevo plan de Israel para construir cientos de viviendas en asentamientos declarados como ilegales por Naciones Unidas en los alrededores de Jerusalén supondrá, de cumplirse, "un punto de no retorno" para cualquier esfuerzo de paz en la región.

El comité de planificación local del municipio de Jerusalén, controlado por Israel, anunció la semana pasada un plan de expansión de viviendas, edificios públicos y carreteras en el asentamiento de Givat Hamatos, hacia la zona de Jirbet Tabalya, al suroeste de la ciudad.

La expansión supondría la separación de una línea de comunidades palestinas al sur de Jerusalén, al dividir las localidades de Beit Safafa, en Jerusalén Este, y Sur Baher, parte de la cual se encuentra ya en Cisjordania.

noticias de noticiasdealava