Segunda parada en un mes

Problemas con las botoneras y consolas de sonido obligan a detener la cadena de Mercedes

La falta de semiconductores lleva a otra parada de Mercedes el lunes y martes

16.07.2021 | 00:22
Un monovolumen de la factoría de Mercedes Benz en la capital alavesa llega al final de la producción tras completar el ensamblaje de sus piezas. Foto: Alex Larretxi

VITORIA – Segunda parada en un mes de la cadena de producción en la factoría de Mercedes Benz en Gasteiz. La planta de la multinacional germana no tendrá actividad durante las jornadas del próximo lunes y martes. De nuevo, la dificultad a la hora de aprovisionarse con los codiciados semiconductores es la causa que lleva a los más de 5.000 operarios de la factoría a no acudir a su puesto de trabajo las dos primeras jornadas de la semana que viene.

La decisión fue comunicada a los representantes de los trabajadores en una reunión celebrada a primera hora de la mañana. En esta ocasión las piezas que no terminan de llegar a la cadena de montaje de Gasteiz son las "consolas de sonido, los generadores de semiconductores y botoneras para los modelos Vito y Clase V", según confirmaron ayer fuentes sindicales consultadas por DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA.

última semana de julio La consecuencia directa de esta escasez es la supresión de la producción el lunes 19 y martes 20 de julio. La situación es tan complicada para todo el sector de la automoción que no se atisban perspectivas de que a corto plazo los semiconductores puedan llegar con abundancia a los mercados. Lejos de ir a mejor la situación "está empeorando", según transmitió la dirección ayer.

Con posterioridad la dirección de la multinacional emitió un comunicada en el que apuntó a la "situación crítica" de la cadena de suministro derivada de la "falta de disponibilidad en el mercado de semiconductores", como causa que lleva a aplicar la "medida de flexibilidad" y suspender la producción dos jornadas.

Por toda esta situación de incertidumbre, ni los propios rectores de la planta son capaces de atisbar con cierta claridad el futuro más inmediato. La indefinición llega hasta el punto de que tampoco se está en condiciones de garantizar las cinco jornadas laborales en la semana del 26 al 30 de julio. "De momento no hay visión de producción para esa semana. En cuanto se tenga información al respecto se nos comunicará a la parte social", concretaron las fuentes sindicales consultadas consultadas por este medio tras conocerse el parón.

La semana que viene queda por tanto reducida a solo tres jornadas laborales, de miércoles a viernes, y, de no mediar cambios, los cinco días finales del mes de julio, serán también los últimos de actividad en la cadena de producción en la planta de la calle Las Arenas antes de que la plantilla comience a disfrutar de tres semanas de vacaciones.

Dirección y representantes sindicales del comité de empresa se han vuelto a citar de nuevo el jueves 22 para analizar la situación del mercado y ver si se mantienen los últimos cinco días laborables .

Seis días de flexibilidad solo Este segundo parón en un mes supone también la merma en dos jornadas de la bolsa de flexibilidad de la que dispone cada operario. Tras el obligado parón entre el 21 y 25 de junio, también por ese mismo motivo de la escasez de semiconductores, el remanente de esa bolsa se redujo hasta las ocho jornadas, Después de la decisión de parar el lunes y martes, cuando se reanude la actividad el miércoles, ese margen se habrá visto a solo seis días y con la seria amenaza de que pueda sufrir otro recorte en la última semana previa a las vacaciones.

Por ese motivo, dirección y gran parte de los sindicatos con representación en el comité (UGT, CCOO, Ekintza y PIM) firmaron y avalaron la aplicación de un expediente de regulación temporal de empleo, ERTE, de 31 días de aquí a final de año. De ese acuerdo se descolgaron ELA, LAB y ESK. Durante los días que se aplique esa regulación, la empresa se compromete a pagar hasta el 80% del salario, más el 100% de las pagas extras y vacaciones. Además, se mejoran las condiciones de los trabajadores más vulnerables, como son los mayores de 55 años y el colectivo de los trabajadores eventuales contratados estos meses.

Nueva cita el jueves 22. La decisión de suspender la actividad durante las jornadas de lunes y martes se dio a conocer a los representantes sindicales en la reunión celebrada ayer. Únicamente se abordaron las cuestiones vinculadas a la producción y se dejaron para otro encuentro lo referido a la negociación de un nuevo convenio. Será el próximo jueves cuando están de nuevo citadas ambas partes para concretar si hay piezas suficientes para la última semana de julio.

noticias de noticiasdealava