24 millones de euros de inversión

Echa a andar el mayor parque solar de la CAV

Ekian está ubicado en Arasur y dobla la potencia instalada hasta ahora en Euskadi

28.01.2020 | 06:23

Ribabellosa - Ekian "es una inversión clave para el sector de la industria tecnológica más avanzada de Euskadi" porque " este proyecto suma el valor de contar con más energía limpia al valor de contar con una industria más avanzada y competitiva. Una industria que no rehúye el compromiso que supone la descarbonización, ni en sus proyectos ni en sus procesos productivos". En estos términos valoraba ayer el lehendakari, Iñigo Urkullu, la puesta en marcha de Ekian, la mayor planta solar de Euskadi que hace un año se presentaba como una declaración de intenciones en un acto que se desarrollo en el palacio Europa, en Vitoria, y hoy es una impresionante realidad que desde diciembre está generando energía limpia y competitiva.

Y es que el parque solar Ekian, situado en el Polígono Industrial Arasur, en el término de Ribera Baja, fue inaugurado ayer por el lehendakari junto al diputado general de Álava, la alcaldesa de Ribera Baja, el presidente de Arasur y representantes de las dos promotoras: el Ente Vasco de la Energía y el Grupo Krean (Corporación Mondragon), junto a 26 empresas inversoras, todas ellas vascas.

Una instalación que ya es el mayor parque solar fotovoltaico de Euskadi y que ha supuesto duplicar la potencia instalada hasta la fecha. Y es que los más de 24 MW de Ekian duplican la capacidad fotovoltaica que existía en Euskadi gracias al conjunto de pequeñas instalaciones repartidas por toda la geografía vasca, lo que permite poner en contexto la magnitud de este proyecto.

Colaboración público-privada En el acto de inauguración celebrado en el edificio de recepción y control del parque, el lehendakari destacó la importancia de la cultura de la colaboración arraigada en la industria y en la propia sociedad vasca para impulsar e implantar proyectos, "una colaboración público-privada para hacer realidad el aprovechamiento de fuentes renovables, imprescindibles para el cumplimiento de los objetivos y compromisos de la Transición Energética hacia un modelo más sostenible". Añadió que Ekian "abre nuevas alternativas para desarrollar una producción más sostenible, impulsa sectores de actividad tecnológica y genera oportunidades de empleo de mayor calidad". Unos objetivos que forman parte del proyecto con el que "Euskadi aspira a ser un territorio líder en el mercado internacional de las energías renovables".

Previamente, el director general del Ente Vasco de la Energía, Iñigo Ansola, y el director general del Grupo Krean, Jon Berbel, destacaron el tesón de ambas firmas por colaborar y abrir vías innovadoras para el desarrollo de proyectos renovables, así como la apuesta que las 26 empresas inversoras vascas han realizado por las energías limpias. Ansola resaltó que Ekian es el resultado de la colaboración de estas 26 empresas, "que han unido sus esfuerzos y sus recursos para dar un paso hacia adelante a la generación de energía renovable en Euskadi", confiando "en la apuesta que se lanzó desde Krean y EVE". Por su parte, Jon Berbel, dijo que "Krean es un proyecto de país y de vanguardia, que requieren del impulso de la Administración para ver la luz y ahora esta frase tiene más sentido, portquye convertiremos esa luz en energía".

El Parque La planta solar fotovoltaica Ekian está ubicada en una finca industrial de 55 hectáreas de extensión denominada La lágrima dentro del Polígono Industrial Arasur, en el término municipal de Ribera Baja. Es un proyecto pionero, ya que se trata de la primera vez que se promociona un parque solar a través de la colaboración público-privada a través de empresas propietarias de parte de la potencia instalada.

Las dos entidades promotoras de Ekian -Grupo Krean y EVE- han atraído la adhesión de un grupo de 26 empresas asociadas de diferentes sectores y ámbitos (tanto del industrial, como de servicios y de la administración), que han adquirido parte de la potencia instalada con una inversión global de 24 millones de euros. Como anécdota, las empresas han dejado su impronta a través no solo del panel que recibe a los visitantes, sino también en la cabecera de muchas de las líneas de paneles solares con letreros verticales que recuerdan su participación en el proyecto.

Las obras se iniciaron en abril de 2019 con la adecuación del terreno, y se han prolongado durante ocho meses en los que se ha procedido a la instalación de los sistemas fotovoltaicos. En diciembre se realizaron las primeras pruebas de producción, en primer lugar con la carga de un autobús eléctrico de la compañía Irizar y, posteriormente, con la conexión a red de la planta. De esta forma, la energía eléctrica producida ya se vierte directamente a la red de distribución general para su consumo. En este momento, se encuentra en producción el 90% de su capacidad pico y paulatinamente llegará al 100% previsto.

24 MW instalados Previamente al acto inaugural, los organizadores ofrecieron una visita al perímetro de la planta en un miniautobús que ofreció una impresionante imagen del trabajo realizado en tan poco espacio de tiempo. Y es que la que ya es la mayor planta solar de Euskadi cuenta con 67.000 paneles solares de 355 vatios cada uno, 24 MW instalados en total que pueden alcanzar una producción anual cercana a los 40.000 MWh, capaz de abastecer de las necesidades eléctricas de unas 15.000 familias en un año.

Este parque supone un gran paso en el logro de los objetivos de la Estrategia Energética del Gobierno Vasco en materia de producción eléctrica renovable para el año 2030. En el caso de la energía solar fotovoltaica -que se sitúa en un 1,4% del conjunto de la energía renovable aprovechada- el objetivo es doblar ese porcentaje hasta llegar al 4,4% en poco menos de una década, para alcanzar una potencia instalada de 293 MW. Los impulsores calculan que la producción del parque evitará la emisión de 14.600 toneladas de CO2 al año.

al detalle

Impulsores. El grupo Krean (Corporación Mondragon) y el Ente Vasco de la Energía (EVE), han promovido este proyecto, con la adhesión de un grupo de 26 empresas asociadas de diferentes sectores y ámbitos.

Iñigo Urkullu: "Este proyecto suma el valor de contar con más energía limpia al valor de contar con una industria más avanzada y competitiva" "Una industria que no rehúye el compromiso que supone la descarbonización en sus procesos productivos", continuó el lehendakari.