Liga de Campeones

El Barça mantiene el pleno

el equipo de Koeman sufre mucho más de la cuenta ante un dinamo mermado. Ter Stegen regresa y hace varias paradas salvadoras

05.11.2020 | 00:58
Los jugadores del Barça, felices tras abrir la lata. Foto: Efe

Barcelona 2

Dinamo de Kiev 1

BARCELONA Ter Stegen; Dest, Piqué, De Jong, Jordi Alba; Busquets (Lenglet, min.72), Pjanic (Sergi, m.60); Pedri (Aleñá, m.83), Messi, Fati (Trincao, min.74) y Griezmann (Dembélé, m.60).

DINAMO Neshcheret, Kedziora, Zabamyi, Popov, Shabanov, Buyalskiy (Lednev, m.86), Shepeliev, Andriyevskiy, Tsygankov, Rodrigues (De Pena, m.71) y Supryaha (Verbic, m.71).

Goles 1-0 min.5: Messi (penalti). 2-0 min.65: Piqué. 2-1 min.75: Tsygankov.

Árbitro Michael Oliver (ING). Amonestó a Buyalsky (min.70) por parte del Dinamo.

Estadio Camp Nou.

barcelona – El FC Barcelona doblegó al Dinamo de Kiev con más sufrimiento de lo esperado en la tercera jornada de la Liga de Campeones, para lograr el pleno de victorias en el Grupo G a pesar de un partido poco fiable donde el mejor fue Ter Stegen, quien estrenó su temporada de manera espectacular.

El meta alemán recibió ayer mismo miércoles el alta médica, mes y medio después de pasar por quirófano, y por la noche formó de titular en el Camp Nou. Su regreso de Ter Stegen, justo después del fallo de Neto ante el Alavés, no pudo ser más sonado, con media docena de paradas salvadoras.

El Barça también atacó y de hecho hizo también héroe a un chaval llamado Neshcheret, sin partidos de profesional y reclutado por Mircea Lucescu ante las múltiples bajas por contagios de la covid-19. Del inicio en tromba y el gol de Messi de penalti a los cinco minutos, el cuadro local, más favorito ante el panorama de su rival, dio paso a un juego irregular.

Ronald Koeman se desquició viendo a su equipo conceder, incapaces de mandar ni sentenciar. De nuevo De Jong ejerció de central y de inicio el Barça atacó con todo. Pedri la tuvo y Griezmann también, al ritmo que Neshcheret se lo creía y el Dinamo crecía. El Barça perdió el balón y dejó que el rival comenzara a llegar, como un coladero. A la media hora, Ter Stegen dejó su primer paradón.

El Barça se dio por aludido y dejó otro aluvión de ocasiones, con Messi y Pedri de nuevo rozando el segundo. En la reanudación, más del meta alemán, e incluso un gol visitante anulado porque el balón había salido fuera en el saque de esquina. Otro pie milagroso de Ter Stegen confirmó que el Barça iba a sufrir, con las contras que lanzaba Rodrigues y que frustraba bajo palos el alemán.

Neshcheret también lucía en la otra portería ante Sergi Roberto y para evitar el gol de falta de Messi, pero en un descuido de los centrales Piqué puso el 2-0 a centro de Ansu Fati. Entonces, Tsygankov hizo justicia y logró batir a Ter Stegen y al Barça le quedaron 20 minutos de coquetear con el bochorno para acabar salvando los tres puntos.