Ferocidad colectiva

21.09.2020 | 00:46
Tadas Sedekerskis, que rindió a un buen nivel, se cuelga del aro del Valencia en el único mate del Baskonia en todo el partido de ayer. Foto: Josu Chavarri

Vildoza Ejecutor de nuevo de la canasta de la victoria con un triple desde la esquina, su quinto acierto desde el arco en una tarde en la que empezó a un nivel excelso para ir perdiendo relevancia hasta el desenlace.

Giedraitis La ausencia de un escolta de referencia le va a conducir a acumular muchos minutos en estos primeros partidos y ayer fue perdiendo frescura en ataque tras arrancar bien. Gran labor de intendencia.

Raieste Su fogosidad le lleva a cometer algunos errores en defensa y también a regalar faltas que se pueden evitar, pero también resulta muy positiva para generar problemas al rival como indican sus cuatro robos.

Diop Un trabajo importante bajo los tableros, con un par de canastas importantes y aportación en todas las facetas, aunque le tocó sufrir ante interiores más pesados que atacaron el rebote con fuerza.

Polonara El jugador que casi nunca se equivoca estuvo especialmente desacertado en la toma de decisiones en el tramo final del duelo y un par de errores suyos le abrieron la puerta al Valencia. Errático en ataque.

Dragic Por momentos volvió a ser el mismo cuchillo en el ataque que provocó que el Valencia se desangrase en la semifinal del año pasado. Muchísimo daño en las penetraciones e inteligente en las decisiones.

Henry El motor emocional de este equipo fue decisivo en el plano defensivo con cinco recuperaciones y mucha labor de desgaste, pero también acertó en la toma de decisiones con hasta siete asistencias.

Jekiri Sin ruido, se hizo muy importante en la zona para cerrar el rebote defensivo y oponer kilos al poderío interior del Valencia. Sólido en ataque, con importante acierto en el tiro libre y media distancia.

Peters Un estreno para olvidar en una actuación aciaga en la faceta que mejor maneja, que es el lanzamiento. 1/5 en tiros de dos y 0/5 en triples fueron su bagaje. Excesivamente acelerado y flojo en defensa.

Sedekerskis Buenos minutos de trabajo oscuro, acompañados en esta ocasión de determinación e inteligencia para atacar la canasta aprovechando los espacios. En el plano defensivo, como exterior sufrió menos que por dentro.