Un juzgado catalán obliga a la ACB a admitir al Gipuzkoa Basket

El auto asegura con rotundidad que la entidad donostiarra tiene que ser incluida "de modo inmediato", por lo que la próxima edición liguera tendrá 19 equipos

31.07.2020 | 23:57
Nicola da instrucciones a Oroz, uno de los dos jugadores con contrato para el curso 2020-21. Foto: J. Colmenero

vitoria – El Gipuzkoa Basket sigue decidido a hacer valer su derecho a jugar la próxima temporada en la Liga Endesa después de que la patronal de clubes de la máxima categoría del baloncesto estatal decidiera en Asamblea no dar validez a su ascenso deportivo desde la LEB Oro y de que las negociaciones llevadas a cabo esta semana entre este organismo, la Federación Española y el Consejo Superior de Deportes no cristalizaran a su favor. Por este motivo, ayer anunció la entrega en la propia sede de la ACB de un auto judicial de un juzgado de Barcelona en el que se estima la medida cautelar solicitada la víspera por la entidad donostiarra, imponiendo "la obligación a la Asociación de Clubes de Baloncesto de proceder a cursar la invitación de modo inmediato al Gipuzkoa Basket para que ingrese en la ACB en la temporada 2020-21".

Si la patronal se ve obligada a acatar finalmente este auto judicial, la competición constará el próximo curso de 19 equipos, descansando uno en cada jornada. Entonces, en un ecosistema que no quería ninguno de los asociados, ni los que disputan la Euroliga por el denso calendario que tienen que asumir ni los más modestos, tocará dilucidar si habrá tres descensos el próximo ejercicio para recuperar en verano el número de participantes habitual o si se negocia con la Federación Española de Baloncesto para que tan solo sea una escuadra la que ascienda la próxima temporada.

En su comunicado, la entidad guipuzcoana se mostró muy crítica con todas las partes que han tomado parte en la negociación y lamentó que "cuando las instituciones públicas y deportivas que deben velar por el cumplimiento de las normas y convenios no consiguen hacerlos cumplir, no queda otra opción a los equipos, con sus limitados medios, que acudir a los tribunales, siendo esta la única vía que dejan para proteger y defender los derechos. El deporte debe ser deporte. Cuando ganas celebras la victoria y compartes la alegría y cuando pierdes, trabajas y te esfuerzas para mejorar. Los equipos de LEB Oro tienen el derecho a poder aspirar a ascender de categoría sin que barreras administrativas o económicas creadas artificialmente impidan el ascenso. Esperamos que se cumpla la resolución judicial sin más dilaciones, después de un largo y tortuoso proceso de afiliación que ya nos ha causado grandes perjuicios económicos y deportivos".

El gran problema que se le avecina al GBC a partir de ahora es que tendrá que conformar la plantilla en un tiempo récord en los despachos, dado que su técnico Marcelo Nicola tan solo dispone de un jugador con contrato en vigor: Xabi Oroz. Johnny Dee también renovaba automáticamente su compromiso en el caso de que el club donostiarra compitiera en la ACB.