Loreto Mauleónactriz de ‘besos al aire’ en disney

“A mí sí me importan los premios, sientes que tu trabajo ha gustado”

29.03.2021 | 01:18
“A mí sí me importan los premios, sientes que tu trabajo ha gustado”

La actriz está en ‘Besos al aire’, la miniserie de dos capítulos de Disney. El viernes se emitirá el segundo. Ella interpreta a una cámara de televisión

madrid – Estudió ingeniería, aunque tenía muy claro que la disciplina universitaria que había escogido tendría que lidiar con su pasión por la interpretación. Se impuso el ser actriz y desde que comenzó no ha parado de enlazar proyectos. Antes de Besos al aire dio vida a Arantxa en Patria. Este personaje le ha valido el premio Feroz como mejor actriz de reparto. La serie de Disney es la primera que narra historias sobre la pandemia.

'Besos al aire', el viernes se emitirá en Disney su segundo capítulo. ¿Cómo es su personaje?

—Es un papel pequeño. Es una serie de dos capítulos y en ellos hay muchas historias. Soy cámara de tele y mi historia está ligada al reportero de la cadena. Soy una chica muy independiente, muy alegre, voy a mi bola. Una chica maja, pero con mucho carácter.

Se enfrenta en su profesión a los primeros días de la pandemia, ¿no?

—Sí. Esos momentos duros en los que nadie sabía exactamente qué estaba pasando ni lo que vendría después. Es una historia que narra de forma muy humana cómo vivimos algo que nos venía de repente y que nos cogía por sorpresa.

Hablemos de 'Patria', otra historia que ha marcado mucho a los actores que participaron en ella.

—Estoy contenta de haber participado y muy agradecida a aquellos que me dieron un personaje como el que hice en la serie de HBO. Es un personaje que me ha traído muchas alegrías y que me ha permitido trabajar con una gente maravillosa.

¿Cómo era Arantxa para usted?

—Tiene tantas cosas que me es difícil quedarme con una definición. Es una mujer muy sensible, empática, nos hace ponernos en el lugar del otro. Es un personaje alegre, tiene mala leche y mucho carácter. Todos estos ingredientes le brindan una personalidad muy interesante. Frente a situaciones que a ella no le parecen justa saca su genio y todo su carácter. Es una luchadora a la que le pasa de todo, pero tira hacia delante con muchas fuerza. A nivel personal, me ha resultado muy enriquecedor y me ha aportado mucho.

Una de las series más vistas de los últimos meses. ¿Da vértigo?

—Había mucha expectación y también las expectativas eran muy elevadas. Como actriz es una situación rara y te planteas qué es lo que esperara la gente del trabajo que hemos hechos un grupo de actores, unos creativos y un equipo técnico. También piensa sobre qué esperas tú misma del trabajo que has hecho. Tienes dudas y te dices: ¿Cumpliré? ¿Gustaré? Supongo que habrá habido de todo. Está gustando bastante y como tú dices se está viendo mucho. Remueve muchos sentimientos y está dando que hablar. Es interesante que una historia te haga cuestionarte situaciones que has vivido y sobre las que a lo mejor no has reflexionado en su momento.

¿Inmersión en una realidad que ya pasó?

—Pienso que es una mirada de tantas, pero que es interesante para generar opiniones y reflexionar sobre lo que ocurrió en un pasado que no es tan lejano.

Una serie con premio para usted ya que le ha dado el Feroz a mejor actriz de reparto.

—Estoy aún alucinada y sin creérmelo. El premio era estar en la serie, pero que literalmente te den un premio como el Feroz por tu trabajo, es algo que supera todas mis expectativas. Estoy feliz. Es vivir un momento único y creo que irrepetible.

¿Da importancia a los premios?

—Muchas veces les quitamos importancia. Hay que ser sinceros, sentir que tu trabajo ha gustado y estás nominada para un premio es algo muy grande. Pero cuando recibes el premio, cuando ya es tuyo, sientes algo que no puedes describir con palabras. Te mentiría si te dijera que no me importa. El día de los Feroz fue un día de nervios, sabías que tu nominación estaba ahí y que podía pasar cualquier cosa. No me lo podía creer cuando me nombraron. Estar nominada para un premio por un papel por el que te sientes tan orgullosa, es una auténtica bendición.

Era su primera vez.

—Ja, ja, ja€ Es verdad. Nunca había estado nominada, estarlo y ganar el premio ha sido un regalazo impresionante. A mí, sí me importan los premios.

También fue premiada otra actriz de 'Patria', Elena Irureta.

—La gran Elena. La admiro mucho. Realmente, admiro mucho a todos los actores con los que he compartido rodaje en esta serie. Con algunos he crecido viéndoles trabajar en cine, en teatro o en la tele. El mejor premio, haber hecho la serie. El Feroz, un regalo y la confirmación de que a la gente le ha gustado lo que he hecho. No puedo pedir más.

¿Sorprendida cuando le llamaron para ser Arantxa?

—Hice como la mayoría de los actores, varios casting. Me gustaba el proyecto y estaba enamorada del personaje. En este proyecto, igual que en otros, vas echando boletos, vas tentando el trabajo y después, cuando te llaman es cuando surgen los miedos y piensas si serás tú la persona adecuada para hacerlo. En Patria tuve al lado un equipazo que me fue arropando y me ayudó a crear mi personaje. Es muy importante la gente que te rodea, es ella la que te da fuerzas para seguir dando vida a un personaje y hacerlo cada vez más creíble. Se trataba de que el espectador viera a Arantxa y no ha Loreto Mauleón, que me creyeran.

¿Qué tiene entre manos?

—Estoy grabando una serie para una plataforma. Pero no me dejan hablar de ella aún. Eso es lo que hay, queremos contar lo que estamos haciendo y no es imposible. Te puedo decir que es un personaje muy diferente a todo lo que he hecho hasta ahora. Es un reto, es una serie de acción. Está siendo un proyecto interesante y atractivo. Al ser un personaje muy diferente a los que he hecho hasta ahora, te tiene muy alerta. Me gusta cambiar de registros, me encantan los retos, y lo que puedo decir es que estoy disfrutando.

¿Cuánto tiempo trabajando?

—En 2009 hice La máquina de pintar nubes, tenía 20 años. El año anterior presenté la gala de los premios Emakunde un 8 de marzo.

Actriz para rato y nunca tendremos en usted a una ingeniera.

—Espero ser actriz para rato. Ingeniera, me extrañaría mucho que me fuera a dedicar a ello, no entra en mis planes€

¿No podría ser su plan B?

—Ja, ja, ja€ No. Me fuera como me fuera en lo que estoy haciendo ahora, ser actriz, creo que nunca podría ser ingeniera. Cuando te desconectas de algo es muy difícil retomarlo. Nunca he ejercido de ingeniera, solo estudié la carrera, y para mí sería algo más difícil que otra profesión. Además, mis compañeros de la Escuela de Ingenieros tendrá años de experiencia laboral, siete másteres y no sé cuántas cosas más.

¿Una actriz con suerte? No ha parado en los últimos años.

—Totalmente de acuerdo. Llevo trece años trabajando y es cierto que he tenido mis momentos. El año pasado ha sido duro, pero lo ha sido para todos. He tenido algún que otro año en el que ha escaseado el trabajo, pero el balance es positivo. He ido enlazando un proyecto con otro casi siempre. Me siento afortunada, sé que no es fácil, tengo gente a mi alrededor que son profesionales maravillosos y a los que no les salen personajes al encuentro.

¿Tiene más proyectos secretos de los que no puede hablar?

—Ja, ja, ja€ Sí. Hay varias cosas. Quizá en un mes o dos podría hablar de todo. Pero sabes lo que ocurre, que con lo que estamos viviendo no sables muy bien qué es lo que va a salir de todo lo proyectado y qué cosas se van a quedar por el camino. Es vivir muy al día en todo.

¿Le pone nerviosa esta situación?

—Pienso que a todos nos saca un poco el nervio. No es fácil para mi profesión, tampoco para otras. Hay que aprender a ver las cosas de otra manera. No todo lo previsto sale y hay que lidiar con ello. Prefiero tomármelo con calma y disfrutar de cada momento, de lo que tengo seguro y pensar que en algún momento se calmará todo. Por ahora, no me adelanto a los acontecimientos.

¿Se ve en el futuro viviendo solo como actriz?

—Esa pregunta es mejor ni hacérsela, esto es cuestión de suerte, de muchas cosas, yo seguiré intentando trabajar duro, aprovechar las oportunidades y ya está y ojalá pueda vivir de esto durante muchos años; de momento, lo estoy consiguiendo y me doy por satisfecha.

¿Vive bien en Madrid?

—No es comparable con vivir en Donostia, en Euskadi, pero ni para bien ni para mal; son ambientes muy diferentes, yo me adapto muy bien a los lugares y es una cuestión de trabajo, yo estaré allí donde esté mi trabajo.

"En 'Besos al aire' interpreto a una cámara de televisión en los primeros momentos de esta pandemia"

"Hay proyectos, pero no puedes hablar por si no se hacen. Hay que disfrutar del presente, vivir con calma"

"Hacer el personaje de Arantxa en 'Patria' fue un regalo. Es una mujer fuerte, empática y con carácter"

noticias de noticiasdealava