Oxígeno para Laso

22ª jornada el real madrid se impone al panathinaikos en un partido donde vivió de las rentas tras una notable primera mitad

28.01.2021 | 02:03
Carlos Alocén penetra ante la defensa de Marcus Foster. Foto: Efe

Real Madrid76

Panathinaikos66

REAL MADRID Thompkins (-), Alocén (13), Deck (20), Taylor (10) y Tavares (4) -cinco inicial-, Rudy (-), Abalde (4), Llull (7), Tyus (4), y Carroll (3), Causeur (11), Garuba (-).

PANATHINAIKOS Mack (4), Auguste (13), Nedovic (18), White (5), Mitoglou (5) -cinco titular- Bochoridis (5), Kaselakis (3), Vougioukas (-), Kalaitzakis (-), Foster (11), Sant-Roos (-) y Bentil (2)

Parciales 25-12; 24-15; 15-23; 12-16.

Árbitros Ilija Belosevic (Serbia), Carmelo Paternico (Italia), Tomislav Hordov (Croacia). Eliminaron por faltas a Auguste Zach.

Pabellón Partido correspondiente a la vigesimosegunda jornada de Euroliga celebrado en el Wizink Center sin público.

atenas – El Real Madrid venció por 76-66 al Panathinaikos en la vigesimosegunda jornada de Euroliga, en un encuentro en el que el argentino Gabriel Deck (20 puntos) y el español Carlos Alocén (13) brillaron para conceder el triunfo al conjunto blanco tras dos derrotas consecutivas en la máxima competición continental.

Los hombres que entrena Pablo Laso sumaron un triunfo crucial para alcanzar el objetivo de terminar posicionado entre los cuatros primeros tras sus últimos tropiezos ante Maccabi Tel Aviv y Estrella Roja, que le hicieron caer hasta la quinta posición de la clasificación.

Desde el inicio, la maquinaria blanca funcionó, completando un gran primer cuarto en el que acabaron con 13 puntos de ventaja sobre los griegos, desde su solidez defensiva, con un acertado Jeffery Taylor (8 puntos sin fallo) y con un Deck en su mejor versión.

En el segundo acto, los locales consolidaron su dominio sobre la pista del Wizink Center. El sistema defensivo de Laso funcionó a la perfección para frenar la agresividad de los griegos, con un Alex Tylus notable en la contención del juego interior y con un Fabien Caseur excelso sobre la línea de tres puntos (3/3) que contribuyó a aumentar la renta del equipo blanco en 22 puntos.

Tras una última canasta de un Carlos Alocén en la que fue su mejor actuación con la camiseta blanca, el choque se marchó al descanso con cómodo 49-27 favorable al equipo local, que encarriló el triunfo con más facilidad de la inicialmente prevista.

Sin embargo, los blancos salieron en las segunda parte desconcentrados, lo que permitió a los atenienses recortar distancias por mediación de Nemanja Nedovic y Auguste Zach, que comenzó a aparecer en el partido. Panthinaikos aprovechó la fase de duda de los blancos y se acercó a 9 puntos.

Pablo Laso se vio obligado a parar el partido para contener la reacción del equipo griego. La entrada de Trey Thomkins y Deck le dieron más consistencia al Madrid sobre la pista y el tercer parcial terminó con un balance de 23-15 a favor de los atenienses (64-50, min 30).

En el cuarto definitivo, la producción ofensiva del Madrid cayó. Los griegos encontraron fisuras en el bloque blanco a través de veloces transiciones ofensivas y un imparable Foster. Pero dos triples de Abalde y Sergio Llull en los últimos compases del encuentro certificaron la undécima victoria del Real Madrid en la Euroliga.