Dragic se pierde la gira madrileña

El escolta esloveno no jugará hoy en Fuenlabrada ni el sábado ante el Estudiantes tras sufrir un edema en la musculatura isquiotibial

23.09.2020 | 11:12
Zoran Dragic trata de pasar el balón ante el acoso de Mike Tobey, Martin Hermannsson y Louis Labeyrie, del Valencia

vitoria – Cuando únicamente se han disputado dos partidos oficiales, el fantasma de las lesiones reaparece a las primeras de cambio en el Buesa Arena. Tras una pasada temporada en la que al Baskonia le miró un tuerto hasta el punto de perder durante muchos meses a piezas básicas de su engranaje, Dusko Ivanovic acaba de sufrir el primer contratiempo con el nuevo curso recién iniciado. Zoran Dragic, uno de los mejores perros de presa en el perímetro y una pieza de su total confianza que se amolda a los dos puestos exteriores, se perderá la gira madrileña que arranca esta noche en Fuenlabrada y concluirá el sábado frente al Estudiantes.

Según el parte médico facilitado ayer por el club azulgrana, el gladiador esloveno sufre un edema en la musculatura isquiotibial de su pierna izquierda. Una lesión que, sin ser de excesiva gravedad, le dejará fuera de combate durante algunos días y obligará al cuerpo técnico a innovar soluciones en una cuerda exterior que no va sobrada de efectivos en este instante tras la rescisión de contrato de Khadeen Carrington.

"Después de sufrir esta lesión en la pretemporada, se recuperó bien. Ahora vuelve a tener molestias y no queremos arriesgar. Nos gustaría que se recupere bien. ¿Cuánto tiempo? No lo sé. Hay que esperar diez días", explicó Ivanovic respecto al estado físico de un baloncestista tan pasional como el esloveno que siempre que está en pista recorre infinidad de kilómetros y contagia su carácter a los compañeros.

Afortunadamente, los dos partidos que le esperan al Baskonia a la vuelta de la esquina no son de una extrema exigencia e Ivanovic dispone de recursos para salir del apuro. Raieste y, sobre todo, Kurucs –sin minutos ante el Valencia Basket– se hallan a las puertas de una ocasión pintipara con el fin de demostrar su valía. Es en momentos de escasez como el actual cuando los jóvenes canteranos deben disipar las dudas y reivindicarse como jugadores azulgranas a todos los efectos. Mucho más si los oponentes son simples candidatos a huir de la quema.

De lo que no hay duda es que esta lesión de Dragic, por muy pequeña que sea, constituye el primer aviso para las altas esferas a la hora de reforzar una plantilla que ayer viajó disminuida al sur de Madrid. Entre los expedicionarios también estuvo un Youssoupha Fall que todavía no se ha estrenado en cita oficial y necesita comenzar a adquirir algo de ritmo tras dejar atrás los problemas padecidos en la fascia plantar. "Tengo once jugadores, pueden ser demasiados", zanjó con contundencia Ivanovic cuando fue cuestionado por las alternativas en su plantilla para cubrir el percance de Dragic.

sin fichar por fichar A pocos días de afrontar el arranque de la Euroliga y teniendo en cuenta el calendario tan cargado de compromisos que aguarda al Baskonia en los próximos meses siempre que la pandemia lo permite, debería aterrizar en Vitoria cuanto antes algún exterior contrastado que sume desde el primer minuto y permita al de Bijelo Polje disponer de un mayor fondo de armario. En caso contrario, las piernas de los primeros espada comenzarán a acusar un cansancio que podría volverse en contra más adelante cuando llegue la hora de la verdad en todos los frentes competitivos.

"Este problema no va a acelerar la llegada de un fichaje. Si traemos algo, tiene que ser un jugador de calidad. Fichar por fichar, creo que no lo vamos a hacer", aclaró Ivanovic cuestionado sobre el número tan justo de piezas en la cuerda exterior.

Tras verse rescatado por Vildoza a un segundo para la conclusión ante el Valencia, el equipo vitoriano dará hoy la réplica en horario discotequero a un Fuenlabrada convertido en el momentáneo colista de la ACB. El conjunto del exbaskonista Paco García sufrió una estrepitosa y, a la vez, engañosa derrota (101-82) en la jornada inaugural en la pista del Monbus Obradoiro, que rompió en los últimos minutos un partido muy igualado hasta ese instante gracias a la exhibición del pívot Laurynas Birutis (41 de valoración).

En cualquier caso, el Baskonia deberá destellar cualquier tipo de confianza en una pista –esta vez huérfana de aficionados– donde a finales de febrero de este año necesitó dos prórrogas para sobrevivir. Los de Ivanovic estuvieron contra las cuerdas durante muchos minutos y no aprovecharon la grave lesión del mejor hombre de los locales (Jerome Randle).

Pese a su fiasco del pasado domingo, el Fuenlabrada tratará de vivir una temporada tranquila en la zona baja de la tabla. Para ello, se ha hecho con los servicios de Melo Trimble, un base de gatillo fácil procedente del baloncesto australiano al que se relacionó en su día con el Baskonia. Los aleros Obi Emegano y Leo Meindl, y los pívots Siim-Sander Vene, Chema González y Robert Upshaw constituyen las otras caras nuevas de un adversario vitoriano que mantiene buena parte de su columna vertebral de la última campaña.

2ª jornada de la ACB. Fernando Martín (21.45 horas; Movistar Deportes, dial 53).

Árbitros: Perea, Padrós y Martínez Silla.

Puesto 19º (0 victorias y 1 derrota).

Entrenador Paco García.

Suplentes Bellas, Samar, Urtasun, Eyenga, Meindl, Vene y González.

Puesto 9º (1 victoria y 0 derrotas).

Entrenador Dusko Ivanovic.

Suplentes Henry, Kurucs, Sedekerskis, Peters, Diop y Fall.

TD Systems Baskonia

Urbas Fuenlabrada

Upshaw

Bobrov

García

Trimble

Emegano

Giedraitis

Vildoza

Raieste

Polonara

Jekiri

5

33

2

3

31

1

11

27

55

4

El último partido (29-2-2020)

92-98

Sostenido por Shengelia, el Baskonia logró una victoria angustiosa en el sur de Madrid tras un duelo taquicárdico en el que se disputaron dos prórrogas.

El exterior de Liubliana será reevaluado dentro de diez días; su ausencia reduce a corto plazo la rotación en manos de Dusko Ivanovic

"Tengo once jugadores, pueden ser demasiados", ironiza el técnico, para quien este contratiempo no acelera la necesidad de fichar