Juntas Generales

Rechazo a la apuesta del PP alavés sobre el cambio climático

PNV, PSE y Elkarrekin Araba señalan que la propuesta invade competencias del Gobierno Vasco y los ayuntamientos Solo EH Bildu respalda la toma en consideración del texto 'popular'

27.05.2021 | 00:47
El procurador del PP Borja Monje. Foto: Alex Larretxi

Vitoria – Las Juntas Generales, con el voto negativo de PNV y PSE, rechazaron en la mañana de ayer la toma en consideración de una proposición de Norma Foral de cambio climático, transición energética y economía neutra en carbono que planteaba el PP como "una propuesta de mínimos abierta a las aportaciones de los grupos", según explicó el procurador popular Borja Monje, quien enfatizó que con este texto Álava "sería el primer territorio vasco en tener una normativa en este ámbito".

A su juicio, la negativa del Consejo de Diputados de la institución foral a la toma en consideración del texto respondió a un "criterio político".

A pesar del voto favorable de EH Bildu, bajo el argumento de que negar este tipo de debates "empobrece a esta cámara", según el portavoz soberanista Kike Fernández de Pinedo, la propuesta no fue tomada en consideración. Elkarrekin Araba, por su parte, optó por la abstención. Su portavoz, Arantxa Abecia, señaló que cualquier iniciativa debería esperar al desarrollo de la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética aprobada en el Congreso de los Diputados.

Desde el PSE, su portavoz, Jon Nogales, tildó de "rueda de prensa" la propuesta del PP y apeló también a una Ley de Cambio Climático y Transición Energética "que resuelve las decisiones estratégicas que ustedes han rehuido". Por último, Izaskun Moyua, portavoz del PNV, censuró que el PP hable de "informes políticos. Dicen cualquier barbaridad con tal de atacar a este gobierno – señaló–, no dudan en poner en cuestión a los profesionales de la Diputación".

Ajuste jurídico El debate giró en buena medida en torno al ajuste jurídico del texto planteado por el Partido Popular, que según los portavoces de Elkarrekin Araba, PSE y PNV invade competencias de las entidades locales y del Gobierno Vasco. En ese sentido, Arantxa Abecia subrayaba que la propuesta era "un calco" de la planteada por el PP en el Congreso de los Diputados en 2018.

"Algún gazapo se escapa", apuntaba en ese sentido Jon Nogales, para quien el texto "más parece un proyecto de ley" que una proposición de norma foral. "Les pedimos –dijo– que tomen en consideración el marco competencial en el que nos movemos".

Izaskun Moyua incidía por su parte en que la regulación por competencias de desarrollo legislativo y ejecución de legislación básica del Estado en materia medioambiental corresponde a las instituciones comunes vascas, según el Estatuto de Gernika. Por ello, la propuesta del PP es, afirmó, "una injerencia competencial, además de vulnerar el principio de autonomía local".

Por su parte, Kike Fernández de Pinedo centró su discurso en una crítica al retraso en el diseño de la estrategia Klima Araba 2050, que va a sustituir al plan Mugarri y sobre la que esta misma semana se ha debatido en las Juntas Generales. A su juicio, dicho retraso ha sido "premeditado". "Estamos ante una política de hechos consumados –prosiguió–, se retrasa todo, no se debate y mientras tanto llega a Álava todas las semanas una avalancha de proyectos eólicos nunca antes conocida; sin orden, ni planificación".

Proposición del PP

Objeto. "Dotar a Álava del marco normativo adecuado que permita adoptar las medidas que incentiven y aceleren el desarrollo de una economía neutra en carbono y resiliente al cambio climático de forma competitiva e innovadora que, en todo caso,

garantice el suministro energético necesario asequible".

Financiación. "La Diputación Foral de Álava y todo el sector público destinarán un porcentaje significativo de su presupuesto anual a actuaciones con impacto positivo para conseguir la adaptación al cambio climático y la consecución de una actividad neutra en carbono que, en cualquier caso, deberá ser como mínimo el 15%".

noticias de noticiasdealava