Larraitz Bergara resuelve dudas de su materia

Solidaridad alavesa, también en Madrid

La atleta y cirujana Larraitz Bergara resuelve dudas de su materia a ciudadanos de la capital a través de una web con el fin de descongestionar unos hospitales desbordados

26.03.2020 | 01:55
Larraitz Bergara sujeta un bisturí en su puesto de trabajo en un centro médico de Madrid. Foto: José Luis Carrascosa

Vitoria – Cualquier gesto de solidaridad, por nimio que sea, se agradece como agua de mayo en estos días donde la pandemia del coronavirus se está llevando por delante infinidad de vidas y ha puesto en jaque la estabilidad económica del país. En la mastodóntica Madrid, la principal zona conflictiva de la emergencia sanitaria más grave que se recuerda, una cirujana alavesa trata de poner estos días su granito de arena para minimizar los enormes daños causados por el virus.

Se trata de Larraitz Bergara, una atleta de 29 años conocida hasta ahora en Vitoria por sus grandes marcas en la prueba del 400 metros vallas que, al margen de la pista de atletismo, tiene en los quirófanos su otra gran pasión en esta vida. Sin tratar directamente con pacientes aquejados del covid-19, participa en una iniciativa destinada básicamente a evitar que los hospitales de la capital no se vean más colapsados si cabe de pacientes de lo que están en este momento.

Residente de cuarto año de cirugía ortopédica y traumatología tras cursar sus estudios en Madrid, esta joven gasteiztarra que trabaja en el hospital Fraternidad Muprespa es uno de los 45 médicos que, a través de la página web citamedicaencasa.es trata de resolver a los ciudadanos cualquier urgencia que no esté relacionada con el coronavirus. A su habitual lugar de trabajo han sido desviados muchos pacientes de la pandemia, de ahí que todas las consultas externas y las intervenciones quirúrgicas que tenía planeadas en su agenda hayan quedado pospuestas sine die hasta que la emergencia sanitaria amaine.

En un momento tan crítico como el actual se trata de que los impagables sanitarios estén únicamente volcados en los enfermos con síntomas del covid-19. Los restantes pacientes aquejados de otros problemas de salud tienen en esta página de Internet de reciente creación una ocasión inmejorable con el fin de evitar el colapso de los hospitales.

"Una compañera mía me dijo que unos amigos suyos que son médicos e ingenieros habían creado esta web. La idea es resolver dudas mediante correo electrónico a los ciudadanos de todas las especialidades. Estamos traumatólogos, ginecólogos, pediatras, médicos de familia, neurólogos... Se trata, por ejemplo, de que si alguien se ha roto un tobillo y le han puesto una escayola sepa lo que tiene que hacer. O gente que está tomando un medicamento y se le ha acabado, si puede tomar otro o tiene que ir a por más. O gente con dolor y está tomando una medicación, a ver si es suficiente con eso", desgrana Bergara, una atleta del Playas de Castellón que mantiene las fuerzas suficientes para ejercitarse cuatro veces a la semana y recientemente estuvo en Finlandia con una eminencia como Sakari Orava a la hora de perfeccionar sus conocimientos en la materia.

UN OBJETIVO DIÁFANO Desde que la web se vio promocionada el pasado martes en el programa Espejo Público de Antena 3, la alavesa reconoce que las consultas se han multiplicado de forma exponencial superando ya las 400. Cualquier iniciativa es válida para descongestionar los hospitales. Bergara reconoce que "los cirujanos no estamos al margen en un momento tan difícil como este e intentamos hacer otro tipo de labores", por lo que en estos ajetreados últimos días ha debido efectuar más guardias de las habituales a la hora de hacer realidad este objetivo de la comunidad madrileña.

"El objetivo final es que la gente no salga de casa y que no acuda a los centros médicos si no es estrictamente necesario, es una medida para ayudar a la ciudadanía. Los hospitales, tanto privados como mutuas de accidentes laborales, están desbordados y no hay camas", desvela con preocupación.

Llegado el caso, Bergara también confiesa que no tendría problemas en atender a pacientes con coronavirus, eso sí "tan solo de una manera segura y si me dan una equipación adecuada porque el riesgo es tanto para el enfermo como para mí". Y todo ello sin importar las críticas que como cirujana pueda recibir de otros gremios dentro de la Sanidad. "Todos somos médicos, pero al final cada uno se especializa en lo suyo y sabe de lo suyo. Es como si a un piloto de Fórmula 1 que es muy bueno le pides que pilote un avión. No se lo puedes pedir porque no sabe. Los cirujanos estamos tratando de aportar nuestro granito de arena, pero es verdad que no es lo ideal que nosotros tratemos a alguien con covid-19. Recuerdo que cuando el 11-M los cirujanos y los traumatólogos estuvimos ahí a tope, y las especialidades médicas quedaban en un segundo plano porque la prioridad era operar a todos los heridos", recuerda la alavesa, deseosa como todos de que esta pesadilla llegue a su fin cuanto antes para recuperar la vida normal.