Paraíso de la moda italiana

28.08.2021 | 23:39
Paraíso de la moda italiana

El paraíso de la alta moda italiana para mujeres se encuentra en Vitoria. Este particular edén del diseño, calidad y elegancia, de esas telas con caída y elaboraciones exquisitas, que elevan la sastrería atemporal a un nivel superior del lujo, se encuentra en el número 2 de la calle San Antonio de Vitoria, gracias a Cariella by Carmen Guinea, la nueva y espaciosa tienda, de más de 110 metros cuadrados, donde se puede encontrar esa sofisticación discreta y confortable, sinónimo de los mejores tejidos y del buen gusto, alejado de ruidos, en prendas y complementos del GrupoMax Mara. De esta forma, regresa a la capital alavesa esta marca que Achille Maramotti fundó en 1951 para todas esas mujeres que quieren vestirse bien en su día a día, sintiéndose cómodas sin perder un ápice de estilo en su día a día. Clara muestra de ello es su icónico abrigo 101801, de cachemir de cámel y silueta oversize creado en 1981, y que sigue conquistando a clientes de todo el planeta, transcendiendo el paso del tiempo y de las tendencias. "Son prendas que a mí me hacen sentirme muy bien por fuera y eso al final también se nota por dentro", resalta Carmen Guinea, la vitoriana responsable y artífice de esta tienda que ha querido homenajear a sus asistentas de ventas con el nombre de su establecimiento, porque Cariella, como explica, son las iniciales de Carmen, pero también de Lara Colmenero y Alicia Gutiérrez, ambas conocidas en la capital alavesa por haber estado en Weekend, el comercio que hasta 2020 había en Dato 26.

Fue, precisamente, el "disgusto" que se llevó Guinea, toda una "fan de Max Mara", como se autodefine, tras enterarse de que el 30 de septiembre de 2020 cerraba Weekend, cuando preguntó a Gutiérrez, su encargada, si estaría dispuesta a irse con ella, en el caso de que decidiera montar un negocio propio. "Fue un arrebato y eso que no suelo ser así. Soy ingeniero informático y no suelo ceder a estos impulsos", cuenta Guinea, que esta vez, en cambio, sí que decidió seguir a su instinto porque "Vitoria no podía perder esta ropa de calidad y como clienta, lo que no quería ir a desplazarme a otras ciudades para poder comprar Max Mara o tener que hacerlo por internet, porque a mí, personalmente, no me funciona", recuerda.

Empezaron así los primeros contactos con la casa italiana y Guinea se convirtió en toda una emprendedora, tras sellar los términos de su alianza comercial. "En enero me encontré con que tenía el sí de los italianos y que tenía comprado el 30% de la colección otoño/invierno", rememora entre risas. La fórmula por la que se decantó es por un modelo de tienda multimarca con líneas del Grupo Max Mara, como Max Mara Studio, "con un poco de ropa para las clientas más exigentes"; Weekend, siguiendo la línea del comercio anterior de Dato, "porque es ropa elegante y de calidad, que va más allá de los dictámenes de la moda, incluyendo las últimas tendencias y lo clásico de siempre"; Marella, la línea más joven de Max Mara, que se adapta a cualquier edad, con diseños exclusivos y contemporáneos en los mejores materiales, y en verano del año que viene: PennyBlack, más juvenil, pero también con variedad de prendas cómodas, distinguidas y atrevidas.

Sin embargo, su concepto de tienda, que ha sido decorada al detalle por Habitaka, va más allá. "Teníamos claro que el modelo no era el de una única marca, sino el de dar oportunidades a las clientas porque el concepto de comercio tradicional ha cambiado. Queríamos ofrecer todas las prendas que se pueden consultar en internet y yo quería tener también ese amplio catálogo para Cariella". Es por ello que Guinea ofrece en su local toda una amplia exposición de prendas, "en vez de pocos modelos y muchas tallas, he optado por muchos modelos y no descarto traer más tallas, lejos de las estándar, porque quiero que sean mis clientas las que elijan la ropa, para no limitarlas. Para ello, además de la cuenta de Instagram(@cariellabycg), está en marcha un número de WhatsApp (689 91 40 16)para poder tener feedback con ellas y que me hagan sugerencias".

Pero además de desplegar todo el universo de la moda atemporal del Grupo Max Mara, Cariella by Carmen Guinea también servirá para abrir los ojos de nuevas marcas. Un ejemplo es el rincón especial que dedica a Malìparmi. "Es maravillosa y eso que en el País Vasco apenas tiene presencia. Por un momento he llegado a pensar que si no las vendo, me las podría quedar yo", bromea Guinea, fruto del flechazo que tuvo con esta firma de Padua, nacida a mediados de los 70 como un taller artesano, en el que los bolsos supusieron el origen de esta casa, creada por Marol Paresi. "Esta firma tiene coloridos y telas tan diferentes con sus caídas y sus dibujos... Estoy encantada con ella", resalta.

En definitiva, toda una colección de prendas cuidadas hasta el más mínimo detalle, pensadas para esas mujeres que desean ir con prendas con las que se sientan a gusto, pero sin perder ese toque chic. "Apuesto solo por la calidad y diseño", subraya Guinea que también ha traído a Vitoria firmas como Cinzia Rocca, especializada en prendas de exterior, como abrigos, trencas y gabardinas, "una digna competidora de Max Mara".

Bien sabedora de la importancia de los complementos a la hora de poner la guinda a cualquier outfit, en este nuevo comercio de la ciudad no faltarán bolsos de las líneas Max Mara, como el célebre Pasticcino, (como el de la imagen de arriba) ni calzado para pisar con estilo las aceras de Euskadi.

Otra muestra más de esa proactividad y exclusividad que caracteriza a Cariella by Carmen Guinea será su servicio que personal shopper. Se trata de una zona VIP, para todas las clientas que así lo soliciten, con vestidor propio, mesita y máquina de café, y donde una experta podrá asesorarlas, en base a su figura, estilo de vida y preferencias, para sacarlas el máximo partido, por unos 25 euros la media hora o 40 la hora. "Merece la pena", anima Guinea.

noticias de noticiasdealava