Entra en vigor a las 0.00 horas del viernes

Euskadi prohíbe las reuniones nocturnas en espacios públicos

El decreto que entrará en vigor esta medianoche también veta los eventos sin medidas de prevención

15.07.2021 | 00:03
Un grupo de jóvenes, en un botellón. Foto: José Mari Martínez

gasteiz – El Gobierno Vasco ha decidido abordar la actual situación de creciente propagación del coronavirus actuando sobre aglomeraciones y reuniones sociales, botellones y fiestas no organizadas e incidiendo en el uso obligatorio de la mascarilla y el cumplimiento de las medidas de prevención. A través de un decreto que entrará en vigor a las 0.00 horas del viernes y sin esperar a la reunión del Consejo Asesor del LABI (Plan de Protección Civil de Euskadi) prevista para el día 22, el Ejecutivo establece la prohibición de realizar reuniones en espacios públicos y naturales, como playas y parques, entre la medianoche y las 6.00 de la mañana y condiciona los encuentros sociales y fiestas al cumplimiento de las medidas de prevención ante el avance de los casos de covid.

Entre otras cosas el nuevo decreto modifica el apartado 13 de la regulación vigente –la emitida el pasado día 7– para prohibir la "permanencia en grupos de personas no convivientes o en aglomeraciones de personas" entre las 0.00 y las 6.00 horas en parques, jardines, playas, zonas deportivas, otras áreas al aire libre y espacios públicos y prevé la posibilidad de que los ayuntamientos u otras autoridades actúen sobre esos espacios para ordenar su uso. También se prohíben los encuentros, fiestas o eventos, en interiores o en exteriores, cuando supongan "aglomeración de personas sin aplicación de los protocolos y medidas preventivas en vigor".

Según establece el decreto con fecha 15 de julio, que modifica el 33/2021 de 7 de julio, de medidas de prevención para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-Cov-2, a partir de las 0.00 horas y hasta las 6.00, la utilización de parques, jardines, playas, zonas deportivas, pistas de patinaje y sitios similares, puertos y paseos marítimos queda restringida al "mero tránsito o para sus propios usos profesionales o económicos", y quedan totalmente vetadas las aglomeraciones y grupos de personas en ellos en horario nocturno, lo que equivale a un toque de queda.

Otra puntualización del decreto del día 7 incluida en el nuevo texto hace referencia al "refuerzo permanente de las medidas legalmente previstas para el uso obligatorio de mascarillas como principal herramienta profiláctica que contribuye a limitar la transmisión vírica".

Estas limitaciones de las reuniones llegan después de que la comisión Técnica que asesora al LABI recomendara adoptar nuevas "medidas preventivas puntuales" que tengan en cuenta el actual marco competencial y las resoluciones judiciales más recientes en torno a las restricciones planteadas en otras comunidades autónomas.

Fuentes de Lehendakaritza informaron ayer de que la Comisión Técnica del LABI acordó este miércoles "mantener todas las medidas actuales en vigor" para hacer frente a la pandemia atendiendo las "circunstancias propias" de la actual onda epidémica que considera "manifiestamente diferentes a circunstancias de brotes y ondas anteriores". No obstante, ante la subida en la cifra de contagios los expertos que componen la comisión técnica sí que propusieron añadir "algún tipo de medida preventiva puntual" para su traslado y estudio por parte del Consejo Asesor.

Empeoramiento Durante el tiempo transcurrido entre la última reunión del Consejo Asesor del LABI, el pasado día 7, y la cita de ayer de los miembros de la Comisión técnica que asesora a este organismo la situación epidemiológica de Euskadi ha empeorado de forma progresiva y sostenida. En aquella fecha la incidencia acumulada en catorce días en relación a la población se situaba en 183,98 casos por cada 100.000 habitantes, consecuencia de un alza en la cifra de contagios que se ha mantenido hasta hoy. De hecho, los últimos datos elevan la incidencia acumulada a 377,87 casos, muy por encima del nivel denominado de transmisión tensionada, fijado entre 150 y 300 casos.

Las características de esta nueva oleada de contagios ya lleva varias semanas haciendo que expertos y autoridades fijen su atención en el mayor riesgo de los segmentos más jóvenes de la población y en los efectos protectores de la vacunación en los demás grupos de edad. Unas circunstancias que se han afianzado con el paso de los días y que definen el escenario en el que fueron adoptadas las nuevas medidas.

Así, si en la reunión del Consejo Asesor del pasado día 7 se acordó mantener el bloque de las medidas del anterior decreto y progresar en la atenuación de las restricciones, la evolución vivida desde entonces no augura que se produzcan nuevos avances hacia la normalización de la vida social y las actividades socioeconómicas, sino más bien al contrario. La cautela ante la nueva etapa de expansión de casos de coronavirus marca las decisiones del LABI, tal y como adelantaron las declaraciones más recientes de los responsables del Gobierno Vasco.

Las medidas

Reuniones

De 0 a 6 horas. Se establece "la imposibilidad de permanencia en grupos de personas no convivientes o en aglomeraciones de personas, durante la franja horaria que va de las 00.00 a las 6.00 horas, en parques, jardines, playas, zonas deportivas, pistas de patinaje o espacios de uso público al aire libre similares, así como en espacios públicos correspondientes a puertos y paseos marítimos".

Eventos

Prevención. Se mantiene "el deber de no formar parte de encuentros, fiestas o eventos, ni en exteriores ni en interiores, que representen aglomeración de personas sin aplicación de los protocolos y medidas preventivas en vigor". Se insta al refuerzo permanente de las medidas legalmente previstas para el uso obligatorio de mascarillas.

noticias de noticiasdealava