“No rogamos por nuestros derechos, estamos exigiéndolos”

Varios cientos de personas secundan la manifestación de Basauri para denunciar la agresión homófoba a Ekain

11.06.2021 | 01:27
Cientos de personas apoyaron al joven agredido. Foto: José Mari Martínez

Basauri – Cientos de personas acudieron en la tarde de ayer a la manifestación convocada por distintas asociaciones LGTB+ de Euskadi para reclamar justicia ante la agresión homófoba que tuvo lugar en Basauri la madrugada del pasado domingo 6 de junio. Ekain Perrino, de 23 años, fue apaleado "al grito de maricón de mierda", tal y como afirmó su pareja, por otros 13 jóvenes.

La convocatoria de la manifestación tuvo gran difusión en las redes sociales y el propio Ekain pidió a través de ellas y los medios de comunicación que asistiera toda la gente posible para evitar que este tipo de agresiones sigan ocurriendo. Amigos, integrantes del colectivo, las asociaciones LGTB+ y vecinos de Basauri salieron a las calles para mostrar su apoyo a la víctima. A la cabeza de la protesta se encontraba la madre de Ekain, Silvia Gómez, quien sujetaba una pancarta que decía Ninguna agresión sin respuesta. Ella reclamó, con rabia y pena al mismo tiempo, justicia y aseguró que habría consecuencias. Se mostró agradecida por el apoyo, aunque no fuese sorpresa, "sabía que mi pueblo me iba a apoyar, aunque no pensaba que se iba a trascender tanto a nivel de Euskadi", afirmó.

Nervioso Aplausos , vítores e incluso un bombo recibieron a Ekain y Kevin Izquierdo, su pareja, aunque no quisieron estar en primera fila sino que prefirieron quedarse con sus allegados entre los asistentes, donde recibieron abrazos, apretones de mano y todo tipo de muestras de afecto. "Ver a tanta gente aquí ayuda y emociona", confesó nervioso, "creemos que está todo aceptado hasta que pasan cosas así, tenemos que seguir luchando". Eso hizo la localidad vizcaina, luchar, al grito de "Ekain, Basauri zurekin dago" o "Erasorik ez, erantzunik gabe" Basauri condenó las agresiones LGTBfobas. Personas de todas las edades, clases y género se unieron a la marcha que recorrió el municipio hasta llegar al Parque de Bizkotxalde, donde los aplausos, las ovaciones y los cánticos se alzaron más para recibir de nuevo a Ekain y a su madre.

Allí, Irene de Miguel, amiga íntima de Ekain, leyó el manifiesto de la protesta que pedía a la ciudadanía que trabaje en crear una sociedad mejor y más segura "todos los días del año". También intervino Kevin Izquierdo que añadió: "No estamos aquí rogando por nuestros derechos, estamos exigiéndolos". Finalmente, Ekain Perrino puso fin a la manifestación dejando claras sus intenciones y sus esperanzas: "Esto no va a quedar aquí y esperemos que no se repita".

Por su parte, el alcalde de la localidad, Asier Iragorri, señaló que "queremos que nuestros hijos e hijas puedan transitar libres y en paz por Basauri".

noticias de noticiasdealava