Bildu y Podemos usan a la Ertzaintza como arma arrojadiza contra Lakua

PNV y PSE defienden las cargas policiales en Donostia para dispersar a quienes incumplían las medidas anti covid

24.01.2021 | 00:53
Control de movilidad de la Ertzaintza

Vitoria – Las actuaciones policiales vuelven a estar en el candelero político, en esta ocasión tras los sucesos registrados esta semana en Donostia –y anteriormente en Mungia– con grupos de jóvenes saltándose las restricciones de la pandemia que obligaron a la Ertzaintza a intervenir ante los comportamientos incívicos. EH Bildu y Elkarrekin Podemos han esgrimido los incidentes para criticar actuaciones "desproporcionadas" de los agentes y criticar las directrices de Lakua, mientras que los partidos que conforman el Gobierno Vasco (PNV y PSE) salieron ayer en defensa de una Policía autonómica que debe hacer "cumplir las normas" en un contexto sanitario muy complicado con la reciente expansión del covid-19.

Así, en la tertulia política sabatina de Radio Euskadi se evidenciaron las posiciones enfrentadas que mantienen Gobierno y oposición respecto a los últimos operativos de la Ertzaintza; especialmente el de la capital guipuzcoana el pasado miércoles, cuando los agentes tuvieron que cargar para disolver a grupos de personas a la hora del cierre de los bares en el día de la no-Tamborrada.

Sobre esta intervención, la parlamentaria del PNV Leixuri Arrizabalaga defendió que los ertzainas se emplearon con "proporcionalidad" en los disturbios y recordó que, si se llegó "a ese extremo", fue porque algunos ciudadanos no actuaron "en consecuencia con la grave situación y con las medidas establecidas".

En la misma línea se pronunció el socialista Eneko Andueza, que recordó que, si los agentes se vieron obligados a realizar cargas, fue "porque se estaban incumpliendo y trasgrediendo las normas" anti covid. Por su parte, EH Bildu y Podemos coincidieron en criticar una "desproporción" en el operativo policial y lamentaron que los ertzainas sigan utilizando pelotas de goma.

Los disturbios del miércoles, que acabaron con cuatro arrestados y ocho ertzainas y un viandante contusionados, son para el PNV una situación "gravísima" de violación de normas "necesarias para frenar la transmisión" del covid-19 en Euskadi. "Hay personas con una actitud totalmente contraria a hacer frente a esta expansión del virus y en ese caso el trabajo policial se vuelven necesario", consideró Arrizabalaga, que ve "inaceptable" que haya ciudadanos "que busquen excusas para no cumplir esa normativa, poniendo en peligro todo el trabajo que el resto de la sociedad está haciendo".

Respecto al caso concreto de la capital guipuzcoana, la parlamentaria jeltzale defendió que la Ertzaintza actuó con "proporcionalidad" y obligada por la deriva de los acontecimientos, lo contrario que sostiene el principal grupo de la oposición, EH Bildu. Su representante Mikel Otero secundó las palabras del viernes de Arnaldo Otegi y consideró que la carga policial en la Parte Vieja fue irresponsable y no era necesaria en el contexto en el que se desarrollaron los acontecimientos del miércoles.

Bildu habla de "desproporción" Según Otero, existió una "evidente desproporción" en la actuación de la Policía autonómica. "Hasta donde nosotros hemos conocido, lo que estaba pasando no justifica las imágenes que hemos visto", argumentó el parlamentario abertzale, que opinó que "tampoco es aceptable" que haya sindicatos de la Ertzaintza que "lo justifiquen y lo aplaudan". En esa línea, cargó contra el uso de pelotas de goma por parte de los agentes: "Se suponía que con la muerte de Iñigo Cabacas por un pelotazo de la Ertzaintza todo el mundo había aprendido la lección, pero vemos que no es así".

Por su parte, Eneko Andueza, portavoz parlamentario del PSE, defendió que los ertzainas no tuvieron otra salida que intervenir en la Parte Vieja de Donostia dada la gravedad de la situación y el incumplimiento de las normas de seguridad. Asimismo, se mostró sorprendido con la actitud de EH Bildu y Podemos al criticar que la Ertzaintza disuelva a quienes incumplen las restricciones. "Me sorprende que sean tan inocentes de pensar que estos hechos se pueden resolver con paz y amor y con policía de cercanía", ironizó el dirigente socialista. "En una situación en la que se estaban quemando contenedores y lanzando botellas igual hay que ver si a través de abrazos, de razonar y de darles cariñito se resolvía la cuestión", añadió Andueza.

Por último, en Elkarrekin Podemos-IU se sumaron a la coalición abertzale en sus críticas hacia la actuación de la Ertzaintza en Donostia. Aunque la parlamentaria morada Isabel González alertó de los comportamientos incívicos que se registraron, añadió que "la proporcionalidad es un deber inexcusable por parte de quienes tienen los medios de represión". Y, en ese sentido, concluyó: "En este caso, ahora mismo a un virus no se le combate con palos, porras y con tirar a dar".

Tapia da positivo en covid. La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia, ha dado positivo en covid-19 y se encuentra confinada en su domicilio, con síntomas de tos leve. Según informó su Departamento, conoció el positivo el jueves y desde entonces permanece en casa. Ninguno de los otros consejeros del Ejecutivo ha tenido que ser aislado.

"Si se llegó a ese extremo fue porque algunos ciudadanos no actuaron en consecuencia"

Leixuri Arrizabalaga

Parlamentaria del PNV

"Se suponía que con la muerte de Cabacas todo el mundo había aprendido la lección"

Mikel Otero

Parlamentario de EH Bildu

"Me sorprende que algunos piensen que estos hechos se arreglan con paz y amor"

Eneko Andueza

Parlamentario del PSE