Ex president catalán

Mas se aleja de Puigdemont para no fomentar la división

Rechaza unirse a JxCat, se quedará en el PDeCat y no volverá a la primera línea política

14.09.2020 | 23:30
Artur Mas, durante la rueda de prensa que ofreció ayer y en la que anunció su futuro político. Foto: Efe

BARCELONA – El ex president catalán Artur Mas rompió ayer su silencio para anunciar que continúa en el PDeCAT y que no se sumará por ahora a JxCat, el nuevo partido de Carles Puigdemont, para no ser "partícipe de una separación" en el seno del independentismo, "grietas" que le hacen sentir "triste, decepcionado y cabreado".

Esta decisión de Mas llega después de muchos meses en los que el expresident no ha hablado para no "perjudicar" un posible acuerdo dentro del espacio de JxCat: "Si yo hablaba, en los momentos de la negociación mis palabras podían ser malinterpretadas o incluso utilizadas por razones un poco espurias, por razones interesadas, por razones partidistas, para presentarme como culpable o responsable de cualquier desbarajuste que pueda haber".

Ahora, según Mas, "han pasado cosas" que le han llevado a posicionarse públicamente, entre ellas la crisis de Govern impulsada por el president de la Generalitat, Quim Torra, que provocó la salida de la única consellera que mantenía el carné del PDeCat del Govern, Àngels Chacón –una figura "emblemática", tal y como la calificó–, una decisión que, para él, "no es neutra ni gratuita". Mas cuestionó que Torra haya remodelado el Govern para, según dijo, luchar mejor contra la pandemia "tocando solo a una parte" del Ejecutivo, en referencia a que no reemplazó a ningún conseller de ERC.

A pesar de la negativa de Artur Mas de incorporarse a JxCat, advirtió de que él no confrontará con Puigdemont –de quien dijo que no se arrepiente de haberlo nombrado como su sucesor– y que a partir de ahora potenciará su perfil institucional como ex president, trabajando para "rehacer" la unidad del independentismo.

"Si no hay unidad dentro del proyecto soberanista, nadie nos tomará en serio. Ni en Madrid, ni fuera de Madrid, ni en Bruselas. Sin unidad nos quedamos en la autonomía y cada vez más residual", alertó el expresident, que sigue convencido de que hay fórmulas para superar las "grietas" abiertas en los últimos cuatro años.

Mas también despejó las incógnitas que sobrevolaban sobre su futuro político, ya que se especulaba con su posible regreso a la primera línea, algo que descartó rotundamente porque, según dijo, no quiere formar parte ni de ninguna lista electoral, ni del Govern, ni tampoco ostentar ningún cargo en el PDeCat. La portavoz de JxCat, Elsa Artadi, expresó "máximo respeto" a su decisión y dijo que ve "muy acertado" que opte por acentuar su "perfil institucional".