Paco Jiménez, presidente de la Junta Republicana de Izquierdas de Navarra

"La gente está hasta las narices de esa falta de equilibrio y ejemplaridad"

24.03.2020 | 01:02
Paco Jiménez, presidente de la Junta Republicana de Izquierdas de Navarra.

Considera que la credibilidad de la monarquía está en "horas muy bajas" y que pese a sus potentes apoyos, el margen de maniobra de la Zarzuela es menor

pamplona – "No existe una monarquía de izquierdas, es imposible". Paco Jiménez se muestra convencido de que se acabará proclamando una república, y afirma que el reto actual de la Junta Republicana de Izquierdas de Navarra es convencer a la gente de que "tiene que haber un referéndum", y que la forma de Estado "se tiene que dilucidar entre todo el mundo". Cree que "cada vez más gente quiere decidir qué tipo de institución queremos", y que la cuestión "es que la gente decida". Lo que está "en juego", dice, es un "régimen que hace aguas en lo territorial, en lo económico, lo social o lo judicial".

La monarquía vuelve a estar en el punto de mira colectivo.

–La gente empieza a estar harta de esta familia con una hermana del rey que le han procesado, un cuñado en la cárcel y un padre que si no está procesado es porque la justicia española no hace sus deberes. La gente está hasta las narices de esa falta de equilibrio y ejemplaridad. Pero para nosotros el problema es la propia monarquía, surgida en esta última etapa del fascismo, heredera de Franco. Una monarquía que nos la han pretendido vender como la que trajo la democracia, escondía una estructura con corrupción, a base de intercambio de favores de amigos de las grandes empresas del Ibex 35 fundamentalmente. Si a eso le sumas la inviolabilidad€

Pero la monarquía es apoyada por la mayoría de partidos políticos.

–Sí, sobre todo un par de partidos, el PP y el PSOE que forman parte de esa estructura que comentaba. Le han estado salvando la cara al monarca en todo momento. Llegará un día en que esto tendrá que cambiar sobre todo por parte del PSOE, porque es inevitable. Pero no solamente eso, también la judicatura, sobre todo las altas instancias, o incluso la utilización del CNI, de la policía, o de dinero que es de todos para tapar las borbonadas.

La monarquía ha pasado en los últimos años por una abdicación, un polémico discurso tras el 1-O y ahora parece que quiere marcar distancias con el rey emérito.

–Pero no solo la Casa Real, sino todos los intereses que están apoyando a la monarquía. Ahora intentan a través de esa declaración de Felipe VI salvar la monarquía matando al padre, por decirlo de alguna manera, pero el problema radica en que cada día les queda menos terreno. Yo creo que la credibilidad de la monarquía está en horas muy bajas. Felipe VI ha reconocido que lleva un año sabiendo el tema, pero todos sabíamos desde hace mucho tiempo que él tenía que conocer las finanzas de su padre. La sociedad es suficientemente madura e informada como para no creerse las cosas que se pretenden hacernos creer de Felipe VI. Su discurso, obviando el comunicado que habían sacado unos días, antes indica una institución absolutamente inviable e inútil. / Foto: