Se amputa una mano para reclamar un seguro de un millón de euros

14.09.2020 | 23:28

Eslovenia – El tribunal de distrito de Liubliana, en Eslovenia, dictaminó que Julija Adlesic acordó con su novio cortarse la mano izquierda por encima de la muñeca. Fue declarada culpable de intento de fraude al seguro. La pareja llegó al hospital diciendo que Adlesic se había lesionado mientras arreglaba las ramas de su jardín. Las autoridades indicaron que la pareja dejó la mano cortada en el lugar, en vez de llevarla al hospital para asegurarse de que la discapacidad fuera permanente. Previamente, la joven había firmado contratos con un total de cinco compañías de seguros diferentes. Por su lesión cobró más de un millón de euros, alrededor de la mitad fue pagada inmediatamente y el resto en cuotas mensuales regulares. Los fiscales revelaron que días antes del incidente ocurrido, el novio de Adlesic había buscado información en internet sobre cómo funcionan las manos artificiales. Durante el juicio celebrado, la mujer se declaró inocente, afirmando que nunca se habría cortado la mano deliberadamente. Sin embargo, el tribunal la condenó a dos años de prisión. Su novio fue condenado a tres años de prisión.