Un cubo que trae de cabeza a muchos

Carlos, el hijo mayor de la familia Amurrio Guembe, es un apasionado de los cubos de Rubik y confiesa que tiene "uno de doce lados que soy capaz de hacer". Este rompecabezas fue creado por el profesor húngaro Ern? Rubik en el año 1974 y al principio se llamó cubo mágico

26.07.2021 | 12:16
Un cubo de Rubik.

Corría el año 1970 cuando el inventor estadounidense Larry Nichols empezó su pelea por crear un cubo de 2X2X2 de piezas rotables. Lo consiguió y trató de conseguir la patente hasta que lo logró. Primero logró la canadiense y en 1972 consiguió la estadounidense. Al mismo tiempo pero en Reino Unido Frank Fox empezó creó y patentó un 3X3X3 esférico. Ahí no quedó la cosa y al mismo tiempo pero en Hungría el profesor Erno? Rubik creó un cubo tridimensional con el único objetivo de tratar de enseñar a sus alumnos los objetos tridimensionales, su propósito real era resolver el problema estructural que lograra mover las partes independientemente sin que el mecanismo entero se desmoronara. En ese momento no fue consciente pero cuando intentó volver a ponerlo en su posición original tras una clase se dio cuenta del rompecabezas que había creado. No se lo pensó dos veces y peleó por la patente que se le otorgó en 1974.

Como era de esperar en ese momento y vista las dos invenciones anteriormente mencionadas comenzaron luchas por las patentes internacionales. Empezaron a salir en todo el mundo ingenieros o inventores que aseguraban tener patentados los mecanismos utilizados en sus países de origen y hasta el 2003 se han seguido sucediendo juicios. Aun así, cada empresa ha ido vendiendo sus productos independientemente de que todas las personas se refieran a este tipo de cubos 2x2X2, de Nichols, 3X3X3, de Fox, o el 11X11X11, de VCube, como cubos de Rubik. Erno Rubik, por su parte, en el año 1980 vendió los derechos de distribución a la compañía Ideal Toy Company bajo el nombre de cubo de Rubik. Ese mismo año además, ganó el premio a mejor rompecabezas del año y hasta 2009 se estima que en el mundo se han llegado a vender un total de 350 millones de ejemplares.

El cubo de Rubik tiene grandes beneficios y uno de ellos es que ayuda a mejorar tanto la memoria como la retención. Al mismo tiempo, los expertos aseguran que ayuda a los niños a adquirir conceptos de habilidad matemática y además, adquieren la capacidad de reconocer elementos en el espacio. También, el esfuerzo que cada persona emplea en realizar al cubo es una demostración de que con trabajo, esfuerzo y un poco de estrategia las cosas se pueden conseguir más fácil.


Carlos nos muestra uno de sus cubos de Rubik. Foto cedida

De esta manera, la persona que pone su empeño en resolver el cubo fomentará en gran medida su creatividad. Esto sucede por el simple hecho de que tienen elaborar estrategias para conseguir completar el cubo con éxito con el menor número de movimientos posibles. En este punto también, se desarrolla la capacidad de resolución de un problema. Por lo que jugar a este tipo de rompecabezas cuando somos pequeños puede resultar muy beneficioso.

Otro de los puntos importantes que tiene es el incremento de la capacidad de paciencia, así como de perseverancia. No hay que olvidar en este punto tampoco que se potencia la atención. En caso de que un niño intente hacerlo y no desista hará que cuando crezca sea capaz de afrontar cualquier problema en su vida.

Modelos de cubo de Rubik

Mencionaremos algunos de los distintos modelos de cubos Rubik que existen y veremos como ha evolucionado del original de seis caras a los de hoy en día. Empezaremos hablando del clásico cubo de seis caras y mismo número de colores y 3X3. Es el más vendido y el objetivo es conseguir que todas las caras tengan un color uniforme y para conseguirlo existen diversos tutoriales.

Otro cubo del que vamos a hablar es el Pyraminx, que fue inventado por Uwe Meffert en 1970. Para resolverlo solo son necesarios once movimientos y tiene forma triangular, de tetraedro y se considera que es una variante del cubo de Rubik. Por útimo, encontramos el dodecaedro y es considerado uno de los más complicados de hacer. Tiene 12 caras y mismo número de colores pero la dificultad está en que no todas las piezas son iguales. Sin duda, si estas empezando no es tubo cubo.

Más información

noticias de noticiasdealava