El presupuesto vasco de 2022 incluirá un "ambicioso plan de inversiones"

La flexibilización de las reglas de gasto, los fondos Next y la estabilidad económica del Gobierno

08.06.2021 | 14:25
El consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, durante una entrevista en Onda Vasca.

El Gobierno vasco no va a dejar pasar la "oportunidad sin precedentes" que se presenta los próximos años para invertir en la salida de la crisis de la pandemia y la transformación de la economía. El consejo del Ejecutivo ha aprobado este martes las directrices del Presupuesto de 2022, el año en el que el PIB recuperará todo el terreno perdido el próximo año.

El eje principal de las cuentas será un "ambicioso plan de inversiones" que, más allá de la recuperación económica, se centrará en impulsar las tres grandes transiciones que debe afrontar el país: la tecnológica-digital, la energética y la sociosanitaria. Así lo ha explicado el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, en la rueda de prensa posterior al consejo.

La relajación de las reglas de gasto y los fondos Next Generation EU abren una "ventana de oportunidad sin precendentes" que "exige maximizar la inversión pública hasta 2023". A estas dos cuestiones externas se suma la buena situación económica del Gobierno vasco, que podrá afinar el destino de sus recursos y dedicarlos a facilitar el avance del tejido productivo ia un nuevo escenario más sostenible y competitivo.

Azpiazu ha destacado que la "estabilidad" presupuestaria es fruto da la "estrategia financiera" que ha desarrollado el Ejecutivo los últimos años. La prudencia en el gasto y en la política de endeudamiento elimina tensiones de cara a 2023, cuando la Unión Europea volverá a apretar el corsé de la deuda y el déficit.

Fuerte crecimiento del PIB

A falta de conocer los recursos con los que contarán los Presupuestos de 2022, el consejo ha aprobado también el cuadro macroeconómico que será la base sobre los que se asentarán. Son datos ya conocidos. Según las previsiones a día de hoy, el PIB vasco crecerá este año un 6,7% y un 5,7% el próximo. De modo que se recuperará toda la caída de 2020, el agujero histórico -9,5% que generó el covid.

Sin embargo, Azpiazu ya avisó hace unas semanas de que las previsiones pueden revisarse al alza si los datos continúan mostrando el dinamismo actual. El consejero de Economía ha destacado en este sentido que las estadísticas publicadas correspondientes al mes de marzo anticipan un "fuerte crecimiento para el segundo trimestre, sobre todo en industria".

La cuantía del presupuesto del próximo año dependerá de la evolución de la economía y se fijará después del Consejo Vasco de Finanzas de octubre, cuando habrá datos fiables del comportamiento de la recaudación de las haciendas forales y del PIB. Si la economía mejora más de lo previsto en estos momentos, Gobierno, diputaciones y ayuntamientos dispondrán el próximo año de más recursos para afrontar el reto de la transformación del país, pero el potencial ya es importante con las estimaciones actuales.

noticias de noticiasdealava