Euskadi pide al Gobierno central que le permita invertir su superávit

El consejero Azpiazu estima que los Presupuestos Generales del Estado tienen margen para flexibilizar la regla de gasto

23.01.2020 | 06:23
El consejero de Hacienda y Finanzas, Pedro Azpiazu, ayer.

bilbao - El consejero vasco de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, pidió ayer al Gobierno español que incluya en los próximos Presupuestos del Estado mecanismos que permitan a las administraciones destinar su superávit a inversiones. Se trata en definitiva de "flexibilizar" la regla de gasto -el corsé con el que Europa evita que las finanzas públicas se desborden- para los alumnos aventajados de la clase, básicamente Euskadi, que desde el año 2017 ingresa más de lo que gasta. El Ejecutivo de Iñigo Urkullu considera que es "urgente" realizar movimientos en esa dirección para recuperar los ritmos de inversión previos a la "gran recesión".

Azpiazu participó en un encuentro organizado en Madrid por Executive Forum en la que dio una visión "desde Euskadi" sobre los retos de desarrollo económico en la próxima década. La conferencia se celebró en el Hotel Palace, a escasos metros del Congreso de los Diputaso, como recordó el consejero de Hacienda, el lugar donde deben cocinarse los próximos meses el presupuesto de PSOE y Unidas Podemos. Las dos formaciones que sostienen al gobierno de Pedro Sánchez necesitan apoyos para sacar adelante sus cuentas y un representante de uno de sus posibles socios, el PNV, marcó ayer una de las prioriades.

Tras recordar que el Gobierno Vasco se vio obligado durante la crisis a reducir en un 40% su inversión y destacar que en los últimos años se ha recuperado parte del terreno perdido, Azpiazu reconoció que las inversiones de Lakua "todavía son insuficientes". Gracias a su situación de superávit y al cumplimiento de los objetivos de deuda, Euskadi puede realizar inversiones financieramente sostenibles. Sin embargo, las inversiones de este tipo realizadas en 2019 sumaron algo 97,8 millones de euros cuando el superávit de ese superará los 300 millones.

El consejero vasco de Hacienda considera por ello que hay que ir "más allá del estrecho marco" que permite ese mecanismo y, a la espera de que la Comisión Europea afloje las riendas de la consolidación fiscal, buscar fórmulas en los Presupuestos del Estado para flexibilizar la regla de gasto.

En su repaso sobre la situación económica de Euskadi, Azpiazu afirmó que, aunque la tasa de paro vasca sigue siendo muy elevada y habrá que "encauzar" ese "problema" en la próxima década, no se volverá a producir una escalada del desempleo como la que se produjo durante la última crisis. A su juicio esa posiblidad se aleja, debido a las oportunidades laborales habrá con la jubilación de la generación del baby boom, la tendencia decreciente del paro o la certeza de que no se producirá una crisis de deuda tan profunda como la que generó la gran recesión. El consejero de Hacienda también recordó al Ejecutivo español que todos los impuesto que cree la coalición entre PSOE y Podemos deberán concertarse con Euskadi. - A. Diez Mon