Calathes lleva al Barça a una difícil victoria ante el Obradoiro

combativo los gallegos tuvieron opciones de llevarse el partido hasta el final

14.12.2020 | 01:32
Albert Oliver en defensa. Foto: Efe

Obradoiro75

Barcelona78

OBRADOIRO Beliauskas (5), Birutis (12), Daum (5), Robertson (14), Pozas (7), -quinteto inicial- Muñoz (5), Oliver (7), Enoch (9), Cohen (7), Czerapowicz (4).

BARCELONA Pustovyi (0), Abrines (7), Higgins (10), Mirotic (8), Calathes (25), -quinteto inicial- Davies (9), Bolmaro (2), Smits (2), Heurtel (10) Oriola (0), Martínez (3), Kuric (2).

Parciales 22-20, 17-17, 12-24, 24-17.

Árbitros Peruga, Oyón y García González.

Pabellón Fontes do Sar.

santiago – El Barça venció ayer en casa del Monbus Obradoiro por 75 a 78 en un partido complicado donde el liderazgo de Nick Calathes –25 puntos– fue clave para poder lograr la victoria ante un rival combativo y que tuvo opciones para llevarse el encuentro hasta el último segundo.

El base heleno, con sus puntos y su dirección de juego, hizo bueno el excelente trabajo defensivo del club blaugrana en un choque intenso y trabado, que le permite al equipo catalán no perder comba en la parte alta de la Liga Endesa, todavía a cierta distancia de un Real Madrid que permanece como líder invicto tras catorce jornadas.

La intensidad defensiva del Obradoiro sorprendió de inicio a un Barça que tan solo sumaba a través de acciones de Calathes en el poste bajo y que encadenó un mal parcial (11-4) en los primeros compases del encuentro. Sin embargo, el Barcelona no permitió que su adversario adquiriese demasiada distancia y logró cerrar de nuevo la brecha con un triple de Álex Abrines (35-35), de modo que el resultado al descanso reflejaba la igualdad entre ambos conjuntos: 39-37. Una salida eléctrica al comienzo del último cuarto devolvió al Obradoiro esperanzas de luchar por la victoria . Una vez más, Calathes asumió el timón de la nave blaugrana e hizo que llegara por delante al minuto decisivo (73-74). Cory Higgins convirtió sus dos tiros libres para dejar al Barça tres arriba (75-78). El triple a la desesperada de Muñoz, que pudo ser objeto de falta en el intento de punteo, fue rechazado por el hierro y ahí naufragaron las aspiraciones obradoiristas